| 18 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz
Yolanda Díaz

La euforia de Yolanda Díaz con los datos de paro para esconder su lado oscuro

Los datos del paro reflejan un rebote en las cifras que invita al optimismo, sin embargo, la temporalidad y los ERTES siguen siendo los nubarrones del mercado laboral.

| Andrea Jiménez Economía

La ministra de Trabajo ha celebrado de forma efusiva los datos del paro de este mes de julio. Para ella, son "esperanzadores", "históricos" y evidencian la "recuperación". Y sí, son buenos, 197.841 desempleados abandonaron las colas del INEM en julio (-5,47%), lo que supone la mayor caída en cualquier mes de la serie histórica. Sin embargo, también esconden un trasfondo complicado, la temporalidad y el elevado número de ERTE que siguen en vigor. 

Y es que, la llegada del verano siempre sienta bien al empleo, y más este año, que ha permitido la reapertura de muchos hoteles que han permanecido más de un año bajo mínimos, pero esta dependencia económica del sector, obliga a analizar los datos con cautela, porque con el otoño pueden marchitarse los brotes verdes de los que siempre alardea el Gobierno.

 De hecho, hay un dato revelador, de todos los que ha publicado este martes el Ministerio de Trabajo, el del número de contratos indefinidos celebrados este mes de julio, que ascienden solo a un 9% del total. Es decir, de los 1.838.250 contratos que se rubricaron, solo 165.500 tenían esta característica.

Además, a esto hay que añadir, el número de personas que continúan agarrándose a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que se situó a 31 de julio en 331.486 personas. Eso sí, supone 116.439 trabajadores menos que en junio, según la fecha de alta del expediente y 54.719 menos en función de la fecha de solicitud del mismo.

Más de 300.000 personas en ERTE

Pero también sobre este descenso planea la incertidumbre puesto que, pese a la reactivación del turismo y la hostelería con el verano, estos sectores siguen encabezando la lista, por lo que la sombra de que esos ERTE se conviertan en ERE sigue vigente.

Dos actividades, de las cien registradas, concentran el 40,3% de las personas en ERTE: servicios de comida y bebidas (hostelería), con 78.015 trabajadores en ERTE, y servicios de alojamiento, con 55.443 trabajadores protegidos.  Las actividades con mayor porcentaje de sus afiliados en ERTE son las agencias de viaje (39,77% del total de sus afiliados); el transporte aéreo (22,4%) y servicios de alojamiento (16,3%).

Euforia del Gobierno

Aún así, el Gobierno, en boca de la ministra de Trabajo, ha celebrado los datos con entusiasmo. Yolanda Díaz, ha insistido en que el "gran esfuerzo colectivo nos permite hoy hablar de cifras esperanzadoras", gracias a "una caída sin precedentes, por tercer mes consecutivo, que muestra la recuperación de los niveles de empleo previos a la pandemia".

Según los datos aportados por su departamento, con el descenso del paro en julio en 197.841  personas, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el séptimo mes del año la cifra de 3.416.498 desempleados, la cifra más baja desde marzo de 2020. Eso sí, sin contar a esas 331.486 personas en ERTE que aún no saben cuando ni cómo volverán a sus puestos de trabajo.