09 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias junto a Íñigo Errejón

El desprecio de Errejón a Iglesias por "machista" redobla las opciones de Ayuso

Más Madrid no se sumará a Podemos en una candidatura conjunta para unir a la izquierda como pretendía el líder morado, aunque sí se abre a una coalición posterior si pueden formar gobierno.

 

La batalla de Madrid se ha desatado más entre la izquierda que contra Ayuso, a quien parecen sonreírle los acontecimientos sucedidos en cadena en menos de una semana: al aparente hundimiento de Ciudadanos, sumido en una crisis nacional tras su intento de asalto al Gobierno de Murcia; se le añade el pulso encarnizado entre Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y el propio Pedro Sánchez

El plantón de Más Madrid a Podemos, expresado con una contundencia inusitada por la delegada en Madrid de Errejón, la médico Mónica García, presentará a la izquierda divida y enfrentada a cuchillo el próximo 4M, con Ayuso experimentando el proceso contrario: si al PP le ha lastrado desde 2018 la división de su bloque en tres formaciones, en esta ocasión aparece como potencial receptor de un "voto útil" que, junto a VOX y con Cs al borde de quedar fuera, le acerca a la victoria.

 

Para llegar a ello, Errejón ha tenido que sortear la trampa de Iglesias, que ofreció una coalición envenenada a un partido, Más Madrid, que juega a otra cosa: no solo pretende superar a Podemos el 4M, sino que ha puesto las luces largas, según fuentes consultadas por ESdiario, para aparecer como sustituto de Podemos en toda España si se confirma su progresiva caída. "Un objetivo difícil si nos reunimos ahora, después de que nos echaran poco menos", explican. 

Los hechos

Todo ese contexto explica que Íñigo Errejón haya dado un nuevo portazo a Pablo Iglesias de cara a concurrir en una lista conjunta a las elecciones de la Comunidad de Madrid por machista y por intentar dar un golpe de efecto propio de las series de televisión que acostumbra a ver el vicepresidente pero que se aleja de una realidad madrileña que Iglesias ha visto desde la comodidad de su sillón en Moncloa.

El líder de Podemos, consciente de la debilidad de su partido en la región, donde Más Madrid le supera con creces en escaños, ha intentado lanzar su OPA con el argumento de "frenar a la ultraderecha", pero con la intención de evitar la desaparición de los morados que veían un futuro incierto ante la falta de un candidato claro. Por ello, en Más Madrid conocen las intenciones de Iglesias y han dicho 'no' a su lista común.

Los rivales de Pablo Iglesias dan por hecho que nunca llegará a recoger su acta de diputado en Madrid

De hecho, ha sido la candidata del partido de Errejón la que ha difundido un vídeo en las redes sociales explicando las razones de su portazo a Iglesias. "Madrid no es una serie de Netflix que haya empezado el miércoles", ha espetado Mónica García, que ha reivindicado su papel al frente de la oposición a Díaz Ayuso a lo largo de la legislatura.

Así, ha denunciado el machismo de Iglesias con su propuesta de lista conjunta, ya que a su juicio, "las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio, para que después, en los momentos históricos, nos pidan que nos apartemos. Hemos demostrado con creces que podemos frenar a la ultraderecha sin que nadie nos tutele", ha asegurado.

 

Además, ha insistido en que "no podemos sumar más frivolidad, ni más espectáculo, ni más testosterona" a la campaña, ni tampoco a "dedicarnos a mirarnos el ombligo, a hablar de nosotros mismos o dar golpes de efecto que nos distraen de lo importante, que es frenar a Ayuso".

Aun así, a pesar de esta tajante negativa, desde Más Madrid están dispuestos a negociar un futuro pacto de Gobierno si el 4 de mayo dan los números para ello, algo que con una izquierda fragmentada en varios partidos y con una Ayuso más fuerte que nunca parece alejarse.

 

 

El propio Errejón, para rematar el durísimo mensaje de su delegada, ha apelado al "feminismo" para denigrar la propuesta de su viejo amigo, justificándolo con la necesidad de no acaparar el "protagonismo" que Iglesias ha querido tener.

¿Tomará posesión Iglesias?

Según explican fuentes de Más Madrid, que acaba de vivir una escisión en el Ayuntamiento de la capital que aún hace más incierto el futuro de la izquierda el 4M, nunca se llegó a valorar en serio la oferta de Podemos, con voces contrarias desde el primer momento tan claras como la de Tania Sánchez Melero, exdiputada morada y expareja del propio Iglesias.

Al respecto del líder morado, fuentes de tres partidos distintos de la actual Asamblea de Madrid apuntan a ESdiario su escepticismo con respecto a que llegue  recoger su acta en el parlamento madrileño, lo que vendría sugerido por no haber renunciado a su acta de diputado en el Congreso.

"Se presentará y, antes de tomar posesión, renunciará para volver a San Jerónimo, controlando su grupo parlamentario, a sus ministros y estando más libre para hacer de oposición", explican. Es solo una posibilidad, pero casi todos sus rivales lo dan por hecho.