| 27 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Mikel Carrera Sarobe durante un juicio.
Mikel Carrera Sarobe durante un juicio.

La Audiencia Nacional estudia hoy si puede juzgar al 'último jefe de ETA'

Mikel Carrera Sarobe está acusado por el presunto asesinato en 2001 del presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad, al que habría disparado cuando iba al fútbol con su hijo.

| Raúl Puente España

La Audiencia Nacional estudia este viernes si puede juzgar al que fuera el último jefe militar de ETA, Mikel Carrera Sarobe, alias 'Ata', por el asesinato del que por entonces era el presidente del PP en Aragón Manuel Giménez Abad. El tribunal debe pedir a Francia su entrega por estos hechos para poder sentar en el banquillo al considerado como último jefe militar de la banda. Será a partir de las 12.00 de este viernes cuando el tribunal celebre una vista para estudiar un artículo de previo pronunciamiento.

Cabe recordar que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1 ya procesó a Carrera Sarobe y a la también etarra Miren Itxaso Zaldua por un presunto delito de asesinato terrorista cometido en 2001 contra Giménez Abad. Ese procesamiento fue comunicado a 'Ata', que cumplía condena en Francia, por medio de una Orden Europea de Investigación. Para que pueda ser juzgado se debe tramitar ahora una Orden Europea de Detención y Entrega al país galo, donde Mikel Carrera Sobe fue condenado a dos cadenas perpetuas.

En 2019, la Audiencia Nacional le condenó a 13 años de cárcel por coordinar el traslado desde Francia de una furgoneta interceptada en 2010 con explosivos que se dirigía a la localidad portuguesa de Óbidos, donde la banda tenía una sede logística.

Asesinado cuando iba al fútbol con su hijo

Los familiares de Giménez Abad, que en este caso ejercen la acusación particular, acusan a 'Ata' de disparar "por la espalda y a bocajarro" al expresidente del PP aragonés "en presencia de su hijo menor de edad". Itxaso, por su parte, "esperaba en las inmediaciones del lugar" mientras su compañero perpetraba el atentado mortal.

La Físcalía de la Audiencia Nacional lo procesó en su día porque seis testigos reconocieron a Carrera Sarobe en la Jefatura Superior de Policía. Entre ellos, el hijo menor del político, Borja, que lo acompañaba ese día cuando iba a ver un partido de fútbol en la Romareda.

En su escrito, la familia del fallecido pide imponer a 'Ata' y a Itxaso penas de 30 años de prisión y la prohibición de aproximación a la ciudad de Zaragoza a menos de 1 kilómetro durante 5 años. Además, solicitan que tengan que indemnizar conjunta y solidariamente a la viuda y a cada uno de los cuatro hijos del dirigente en la cantidad de 250.000 euros a cada uno de ellos.

La asociación Dignidad y Justicia, que ejerce la acusación popular, ha solicitado que se imponga la misma condena para ambos etarras: 30 años de prisión. Además, piden que no puedan a acercarse a Zaragoza y al lugar de residencia de la viuda y los hijos de Giménez Abad, así como de comunicarse o aproximarse a ellos durante 10 años.

Dos cadenas perpetuas en Francia

Cabe recordar que Carrera Sarobe ya cuenta con dos condenas perpetuas en Francia por el asesinato en 2010 del gendarme galo Jean Serge Nerin, que fue la última víctima mortal de la banda, y de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Capbreton en 2007. En concreto, el país vecino estableció la cadena perpetua con la obligatoriedad de que pase al menos 22 años en prisión.

En el año 2019 fue trasladado desde una prisión próxima a París hasta una más cercana del País Vasco francés, próxima a la ciudad de Tarbes, frente al Pirineo aragonés. Pasó de estar a más de 800 kilómetros del País Vasco a poco menos de 300.

 

El etarra fue detenido el 20 de mayo de 2010 en un piso de Bayona, en Francia, junto a dos de sus colaboradores. Pertenecía al sector duro de la cúpula etarra y fue un fiel aliado de 'Txeroki', entonces responsable de comandos, en el enfrentamiento que mantuvo con el ya fallecido Javier López Peña, 'Thierry', el hombre que desde la dirección del 'aparato político' frustró la negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.