26 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Gabilondo y Franco, líder del PSOE-M, en la noche electoral.
Gabilondo y Franco, líder del PSOE-M, en la noche electoral.

Gabilondo resiste las presiones, reta a Sánchez y nadie dimite en el PSOE-M

El socialismo madrileño no se mueve. Franco pide "sosiego" y el candidato ignora los mensajes para que dé un paso atrás. Este jueves, cita en Ferraz con Redondo en el disparadero.

| Javier Ruiz de Vergara España

En un clima notablemente enrarecido y con un creciente malestar en las federaciones territoriales con Moncloa y Ferraz, la Ejecutiva Federal del PSOE -presidida por Pedro Sánchez- va a analizar este jueves la debacle de los socialistas madrileños el 4-M. 48 horas después con la intención de enfriar ánimos e indignaciones.

Aún así, 24 horas antes ha sido el turno de la dirección del PSOE-M, liderado por José Manuel Franco, la que se ha reunido vía telemática para allanar el camino a la cúpula nacional. Para reflexionar y "tomar decisiones" para ver que es lo que ha fallado. Franco ha pedido un debate "sosegado" teniendo en cuenta que está próximo el Congreso regional del partido.

 

Sobre la mesa estaba el deseo de Ferraz de que Gabilondo dé un paso al lado o, al menos, que renuncie a ser el portavoz en la nueva legislatura. Finalmente, de la cita, con la petición previa de la corriente Izquierda Socialista de dimisión de la ejecutiva al completo, no han salido decisiones contundentes pese a las más de tres horas de reunión.

En el encuentro telemático, además de hacer hincapié en la necesidad de realizar un profundo análisis tras los "pésimos" resultados en las elecciones se ha decidido escuchar, en las próximas semanas, tanto a los órganos del partido, como a la militancia para analizar y tomar las medidas "necesarias" que permitan volver a conseguir "la confianza de la ciudadanía madrileña".

La Ejecutiva regional se ha emplazado a reunirse de nuevo la próxima semana para continuar avanzando, ya que en los meses que quedan hasta el Congreso regional es imprescindible tener un diagnóstico preciso de cuáles han sido los motivos de esta "pérdida de apoyo en las urnas y empezar a trabajar de inmediato y sin descanso para volver a recuperarla".

"Desde el PSOE-M, somos conscientes de que nuestro mensaje y nuestras propuestas no han llegado a la ciudadanía, pero trabajaremos para que, en los dos años que quedan para la próxima cita en las urnas, consigamos que confíen en nuestro proyecto de Comunidad de Madrid y depositen en nuestro partido toda su confianza para conseguirlo", han trasladado.

Pese al aviso de Sánchez reclamando "renovación", por boca de José Luis Ábalos, ni José Manuel Franco , el secretario general, ni el propio Gabilondo han presentado su dimisión. Ya por la mañana, el equipo del exministro de Educación quiso zanjar el debate interno confirmando que recogerá su acta y seguirá al pie del cañón en la Asamblea.

 

Sánchez y Gabilondo, en uno de los últimos mítines de la campaña.

 

Y mientras el socialismo madrileño arde, el resto de las federaciones han tratado de meter distancia con la debacle de Gabilondo con el mismo argumentario: lo sucedido en Madrid no es extrapolable al resto del PSOE.

Varios presidentes autonómicos y varias territoriales han querido dejar claro que la derrota histórica sufrida en Madrid no les afecta. De este modo, al igual que ha hecho el Gobierno, y la Ejecutiva Federal, los socialistas de otros territorios también tratan de distanciarse, descartando la lectura nacional que el resto de formaciones realizan de la cita con las urnas de este 4 de mayo.

Así, dirigentes del PSOE en comunidades como Castilla-La Mancha o Aragón, y barones como el presidente canario, Ángel Víctor Torres, o el valenciano Ximo Puig, han defendido que la victoria de Isabel Díaz Ayuso, no debe interpretarse como un cuestionamiento a Pedro Sánchez, o un espaldarazo a Pablo Casado.