| 29 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sor Lucía Caram
Sor Lucía Caram

Sor Lucía destroza a Pablo Iglesias por su apoyo a Cristina Kirchner

La televisiva monja argentina, que en ocasiones se ha mostrado cercana al independentismo y a la izquierda, atiza ahora a Iglesias: “mentirosos, populistas y engañadores”

| E. M. España

La televisiva monja Sor Lucía Caram, famosa hace años en los debates de televisión donde exhibía posiciones muy críticas contra el PP y favorables al independentismo catalán o a movimientos de izquierda como Podemos, sorprende ahora con un duro reproche contra el ex líder podemita, Pablo Iglesias, a cuenta de su visita a Argentina para dar su apoyo a la actual vicepresidenta y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a la que piden 12 años de cárcel.

En un vídeo difundido en sus redes, Sor Lucía asegura indignada que “voy a poner los puntos sobre las íes, esto clama el cielo, Argentina se desangra por una mujer desequilibrada que ha robado a manos llenas, que se le acusa y que la Justicia está actuando”.

 

A Sor Lucía Caram no le ha gustado nada la visita de Pablo Iglesias para blanquear al kirchnerismo, y denuncia que “Pablo Iglesias se va también a Argentina a hacerse la víctima y darle una palmadita en la espalda. Hasta cuándo vamos a ver que los mentirosos, populistas y engañadores se siguen sumando para seguir engañando a la gente, hace sentir vergüenza ajena”, a lo que la televisiva monja acaba con un consejo: “Pablo, vuélvete a donde estabas y deja que la Justicia trabaje en argentina para que a Cristina Fernández le den su merecido”.

Hace poco, por cierto, Sor Lucía Caram cargaba contra otra podemita, la ministra de Igualdad, Irene Montero, por su polémica campaña de los cuerpos en la playa, a la que acusaba de que "se gastan nuestro dinero sin pedirnos permiso ―eso es robo institucional― para campañas en las que roban la imagen de personas a las que no piden permiso y acaban humillando", añadiendo la petición de que “déjese de gilipolleces y comience a trabajar por los problemas reales de los españoles”.