| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Juan Espadas
Pedro Sánchez y Juan Espadas

Sánchez redobla los insultos a Vox para tratar de evitar el “batacazo andaluz”

El presidente del Gobierno ha apoyado a su candidato a las elecciones en Andalucía avivando el fantasma de la “ultraderecha” y comparando a Vox con Putin y la guerra de Ucrania

| M.C España

Los temores a que el PSOE obtenga un resultado paupérrimo en las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio son tales, que Pedro Sánchez ha tenido que acudir este sábado a Jaén para arropar a su candidato a los comicios, el exalcalde de Sevilla, Juan Espadas. Lo ha hecho en un mitin en el que, para tratar de esquivar la “semana negra” que ha atravesado el Ejecutivo con la destitución de la directora del CNI por el caso Pegasus y las críticas internas en el seno del Gobierno por la Ley del Aborto de Irene Montero, ha tirado del comodín estrella.

Y éste no es otro que el del fantasma de la “ultraderecha”, es decir, atacar a Vox y a su candidata a presidir la Junta de Andalucía, Macarena Olona. Para ello, Sánchez, ha llegado a comparar a la formación verde con Vladimir Putin, señalando que ambos son una amenaza para Europa. 

En su discurso, el presidente del Gobierno ha dicho que la invasión de Rusia a Ucrania no es solo una disputa entre sendos países, sino que se engloba en una estrategia de Putin para derribar el proyecto de la Unión, y ha advertido, en referencia a VOX, de que los "enemigos de Europa no están en el Kremlin", sino que también "están en España”, alegando que "lo que es un riesgo para Europa, no puede ser una solución para Andalucía”.

En esta línea, Sánchez ha subrayado la "importancia y la vigencia de la Europa de hoy", además de reivindicar el papel de la social democracia en la región. "La social democracia gobierna de una forma mucho más eficaz, equitativa, y por cierto sin corrupción la economía, eso es lo que hace la social democracia en Europa, y eso es lo que estamos haciendo aquí en España", ha dicho.

Por otro lado, Sánchez ha insistido en numerosas ocasiones que "no es lo mismo" optar por un Gobierno de izquierdas o de derechas. En este punto, el presidente del Gobierno ha querido "ponerse la medalla" y relucir medidas que, en su opinión, son progresos sociales, como los más de 20 millones de afiliados a la Seguridad Social, el despliegue del Ingreso Mínimo Vital (el cual no ha llegado ni a un 20% de los solicitantes), la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 1.000 euros o ligar la revalorización de las pensiones al IPC.

"No es lo mismo que gobierne la izquierda a la derecha, porque todo esto no ocurrió con un Gobierno de derechas, ni con pandemia ni con guerra, esto ocurre gracias a un Gobierno progresista liderado por el partido socialista a pesar de la pandemia y a pesar de la guerra", ha apostillado Sánchez volviendo a esquivar responsabilidades.

Unos ataques a Vox que podrían responder a los resultados de las últimas encuestas publicadas, en las que se recoge un “batacazo” del PSOE, que no llegaría a la presidencia de la Junta de Andalucía ni con los apoyos de Podemos. De hecho la formación morada tampoco ha experimentado la mejor precampaña posible, ya que la semana pasada vivió un auténtico bochorno político al no entregar a tiempo la documentación para sumarse a la candidatura única de la izquierdas liderada por Izquierda Unida. 

Ataques también a Feijóo por su política “malsana”

Sánchez ha querido también atacar a la derecha clásica, es decir, el Partido Popular, asegurando que no han contado con su apoyo en medidas clave como la reforma laboral porque "carecen" de sentido de Estado. Además, Sánchez se ha referido también a la aprobación del mecanismo para limitar el precio del gas para la generación eléctrica.

El socialista ha explicado que tendrá un supuesto impacto de una reducción de entre un 15% y un 30% en la factura de la luz y va a beneficiar a 30 millones de españoles. Algo que está por ver, ya que otras medidas como la del bono descuento de 20 céntimo por litro en las gasolineras no han bajado el precio de los carburantes, experimentando en estar última semana una subida que casi solapa el 50% de la ayuda estatal.

"Eso es lo que está haciendo el gobierno, reivindicar la política sana, la política que antepone el interés general ante todos los ruidos y todas las turbulencias que se puedan sufrir a lo largo de estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo con una pandemia y una guerra", ha comentado el presidente.

A este respecto, Sánchez ha criticado la postura de la derecha, que aboga por una política "malsana" que "antepone interesas partidistas y atropella los intereses de los ciudadanos”. "Esa es la política malsana, la política que siempre practica la derecha cuando está en la oposición, la política que antepone sus intereses partidistas y atropella los intereses de los ciudadanos", ha comentado.