| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ignacio Aguado
Ignacio Aguado

Desbandada en Cs tras confirmar que Aguado quería una moción para echar a Ayuso

Dos miembros del partido en Madrid ya han dejado su cargo y han denunciado que el líder madrileño habría presionado a sus compañeros para firmar una moción contra la presidenta regional.

| A. J. España

Ciudadanos sigue descomponiéndose segun avanzan las horas. De hecho, el grupo parlamentario en la Comunidad de Madrid es ahora un hervidero después de que dos de sus miembros hayan cogido la puerta de salida y hayan confirmado las presiones de Ignacio Aguado para intentar presentar una moción de censura y echar a Díaz Ayuso del Gobierno madrileño.

El primero en hacer pública su decisión ha sido Sergio Brabezo que ha denunciado "la deriva insensata" del partido naranja.  "Ya no reconozco al partido político al que me afilié con tanta ilusión porque Arrimadas ayer cerró esta crisis en falso y sin ninguna autocrítica. Por todo ello, me veo empujado a abandonar Ciudadanos y darme de baja del partido", ha manifestado en una carta publicada en sus redes sociales.

 El diputado de la formación ha criticado que su partido no solo intentase frenar la convocatoria de elecciones "de manera torticera aliándose con el sanchismo" sino también que se les presionase a los diputados "para firmar una moción de censura contra la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que proponía al exvicepresidente, Ignacio Aguado, como su sustituto".

A su juicio, el hecho que más le "dolió fue cuando el ex vicepresidente Aguado insultó a Díaz Ayuso, una compañera de Gobierno".  A su juicio, Cs ha abandonado el centro y la moderación para abrazar una forma "radical" de hacer política.

Por su parte, también la diputada naranja Marta Marbán ha anunciado que abandona Ciudadanos porque no se "identifica" con lo que esta pasando en el partido. "Lo que no se comprende no se defiende", ha manifestado.

A su parecer, "los ataques personales no son dignos de un partido moderado y centrado". Considera que el aterrizaje de Iglesias en Madrid es "un peligro" y necesita "en frente candidatos serios y que generen confianza a los madrileños". "Esto ahora mismo no lo hay en Ciudadanos y no quiero seguir formando parte de ello", ha dicho.

Asimismo, ha censurado que Aguado insultase de forma "personal" a Ayuso y que el partido haya perdido el centro para empezar a "tuitear de forma radical". Así, ha exigido una regeneración en las filas del partido en Madrid, algo que de lo que Arrimadas ya rechazó, puesto que considera que "Aguado no puede ser el candidato a la Presidencia".