| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Macarena Olona en el Camino de Santiago
Macarena Olona en el Camino de Santiago

La frase de Macarena Olona en el Camino que ha desatado una ola de rumores

"Estoy deseando volver a sudar la camiseta pública", pronunciado por la ex diputada y ex candidata de Vox, ha provocado todo tipo de interpretaciones: ¿regresar a la política con o sin Vox?

| E. M. España

La ex diputada de Vox y ex candidata en Andalucía, Macarena Olona, ha reaparecido en su anunciado peregrinaje por el Camino de Santiago para aclarar los motivos que le han hecho abandonar la política -atribuido a un problema de tiroides, tal y como ella ha explicado- y, lejos de disipar dudas, las ha alimentado todavía más con una sola frase: "Estoy deseando volver a sudar la camiseta pública".

Pese a que Macarena Olona, en el inicio de la etapa del Camino de Santiago por su vertiente francesa, ha descartado volver a la política en el corto plazo, su frase ha sido interpretada por todos los mentideros políticos como que no cierra la puerta a asumir en un futuro responsabilidades políticas.

 

La frase de Macarena Olona en el Camino de Santiago, donde se le ha visto acompañada por cierto de muchas personas que han decidido hacerle compañía y apoyarle, ha sido entendida en dos vertientes: como que volverá a su puesto de abogada del Estado -donde también puede sudar la camiseta pública- o que, si se recupera, puede volver a la vida política activa, ya sea en su partido, Vox, como en un nuevo proyecto político.

Por ahora, Macarena Olona no ha tenido en su reaparición ninguna mala palabra o reproche ni hacia Vox ni hacia Santiago Abascal frente a los rumores que sitúan su dimisión en un distanciamiento entre la candidata en Andalucía y la cúpula de su partido para alejarla de la política nacional.

 

Tampoco desde Vox se han pronunciado sobre las palabras de Macarena Olona y desde su salida de la política pública no se ha querido polemizar con ella -algunos pagarían por saber qué se comenta en la sede del partido, cerrado como un búnker sobre este tema-. Todo es silencio en el partido de Abascal a la espera de que las etapas del camino de Olona desvelen qué ha querido decir y dónde sudarará en el futuro la camiseta pública.