| 21 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez con una mascarilla negra de la bandera de España.
Pedro Sánchez con una mascarilla negra de la bandera de España.

El Gobierno racanea el IVA de las mascarillas mientras a ellos les salen gratis

El Ejecutivo se resiste a aplicar un IVA superreducido porque perdería 1.568 millones de euros, pero la presión de la opinión pública y de las asociaciones de consumidores es cada vez mayor

| A.I.M. España

El Gobierno se comprometió este martes por enésima vez a revisar el precio de las mascarillas, pero sin explicar cómo. El Ministerio de Hacienda se resiste a perder los 1.568 millones de euros de recaudación que, según sus cálculos, dejaría de ingresar si bajara el IVA del 21 al 4%. Como por otra parte han hecho la mayoría de países de la UE. 

Incluso la asociación de consumidores Facua, no precisamente beligerante contra el Ejecutivo de coalición, se ha plantado. "Ya está bien de dar largas", se quejó este martes su secretario general, Rubén Sánchez, después de denunciar que las mascarillas quirúrgicas hayan pasado de costar tres céntimos de euros -antes de la pandemia- a 96.

Todos los ministros preguntados en los últimos días dicen entender el malestar social porque hay familias que no pueden hacer frente a tal gasto, pero pasan los días, las semanas y los meses y el IVA no baja. Tampoco el precio máximo de venta. 

No es, desde luego, un problema que sufran Pedro Sánchez ni ninguno de sus ministros o altos cargos. El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria se ha preocupado y ocupado de dotar de mascarillas suficientes al personal de la Administración central para que no les falten. Ni tengan que comprarlas. 

Las mascarillas se han convertido en un extra más de los derechos adquiridos del personal de los ministerios, como los servicios de reconocimiento médico, los cursos de inglés o los campamentos de verano para sus hijos. Empezando por los altos cargos .

De los contratos suscritos por el Ingesa en los últimos meses con empresas fabricantes o suministradoras como Medline International Iberia, Diseños NT y Hong Jin Medical Science and Tecnology Service, una parte ha ido al Gobierno. Las hay sanitarias, quirúrgicas, FFP2, de diseño... Y varios ministerios han encargado las suyas propias, personalizadas

A Pedro Sánchez es habitual verle con una mascarilla con la bandera de España, ya sea blanca o negra: 

 

Carmen Calvo ha popularizado una amarilla con el escudo nacional:

 

Pablo Iglesias las prefiere reivindicativas. Aunque ésas son regalos, no a cargo de la Vicepresidencia de Derechos Sociales: 

 

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, también hace patria chica de su departamento: 

 

En el Ministerio de Fomento de José Luis Ábalos son más de negro:  

 

Y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no sale de la quirúrgica normal:

 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también insistió este martes en que el reglamento europeo (previo a la pandemia) prohíbe a los países bajar el IVA de productos como las mascarillas. Lo que se calló, una vez más, es que en abril la Comisión Europea envió una circular a los países miembros donde el regulador comunicaba que no sancionaría a los que decidieran rebajar la tributación de las mascarillas. Aquí el extracto: