| 20 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Meritxel Batet.
Meritxel Batet.

Batet echa una dura reprimenda a todos los diputados: No lo podemos permitir

La presidenta de la Cámara intenta poner pie en pared ante la deriva de los enfretamientos entre las distintas bancadas. Y avergüenza a sus señorías por sus prácticas barriobajeras.

| J.R.V España

El Congreso ha entrado en una deriva barriobajera en sus debates que la presidenta de la Cámara trata de desactivar antes de que vaya aún a peor. Meritxell Batet ha reclamado este martes a los diputados respeto y educación porque, según ha lamentado, "en demasiadas ocasiones" la libertad de expresión de la que gozan se está utilizando para insultar u ofender. "La dureza parlamentaria es compatible con la buena educación", ha advertido.

Así lo ha puesto de manifiesto al inicio del Pleno después del episodio vivido la semana pasada en la sesión plenaria, cuando un diputado de Vox llamó "bruja" a la portavoz de Igualdad del PSOE y luego rechazó desalojar el hemiciclo tras ser expulsado por la Presidencia del Congreso, que en ese momento ejercía el diputado socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

La tercera autoridad del Estado ha comenzado su intervención recordando que las decisiones de la Presidencia del Congreso en la dirección de los debates "deben ser acatadas", como así lo contempla el Reglamento de la Cámara Baja.

Batet ha explicado que, como presidenta, ha permitido la expresión de cualquier posición política por parte de "todos" los grupos parlamentarios, pero ha lamentado que "en demasiadas ocasiones" el uso de esa libertad de expresión haya acabado siendo utilizado "de manera inadecuada, proyectando insultos u ofensas a personas e instituciones".

"Y eso -ha sentenciado-, no lo podemos permitir como representantes de la soberanía popular y de toda la sociedad española" porque "los insultos y las ofensas deben quedar fuera de esta Cámara".

En este punto, ha llamado a sus señorías a hacer una reflexión sobre si lo que se proyecta hacia fuera y si lo que se está trasladando a las nuevas generaciones con este tipo de comportamientos es lo correcto.

"No dudo de que todos llegarán a la conclusión de que no estamos teniendo los debates en los términos adecuados en absoluto ni que proyectamos lo que queremos para la sociedad", esto es, una sociedad "capaz de escuchar y entender las posiciones del otro y cuyos ciudadanos se relacionen con quien piensa distinto".

"Debemos empezar a dar ejemplo", ha clamado la presidenta del Congreso, subrayando que si, como ella, los diputados hacen esa misma reflexión "muchos" cambiarán la manera de expresarse en la tribuna de oradores.

"Desde la máxima imparcialidad en el ejercicio de mis funciones les digo que no voy a ser neutral en la defensa de este Parlamento, en la defensa de las instituciones españoles y, en definitiva, en la defensa de la democracia porque creo que la sociedad española se lo merece y creo que es lo que debemos ofrecerles todos en su conjunto. Para ello, cuento con su colaboración", ha concluido.

Las palabras de Batet parecen haber tenido un primer éxito: han cosechado el aplauso unánime de todo el hemiciclo.