| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Irene Montero tras el Consejo de Ministros
Irene Montero tras el Consejo de Ministros

El punto de la nueva ley del aborto de Montero que la enemista con familias LGTB

La ley impulsada por la ministra considera “violencia” la gestación subrogada y prohibirá su publicidad, un asunto que muchas asociaciones de padres gays o heteros consideran “persecución”

| E. M. España

La ministra de Igualdad, Irene Montero, vuelve a exhibir victoria con la aprobación en el Consejo de Ministros de la nueva ley del aborto, denominada Ley de Salud Sexual, que incluye aspectos polémicos como recuperar el aborto para las menores de 16 años sin consentimiento paterno. Pero entre sus múltiples puntos, hay uno que enfrenta a la ministra podemita con una parte de los colectivos LGTB de los que tanto presume apoyar: el relativo a la gestación subrogada.

La Ley de Libertad Sexual incluye dentro del concepto “violencia” la gestación subrogada o vientre de alquiler, y además prohibirá la publicidad de esta práctica en cualquier medio en España, y anuncia “campañas” de propaganda en contra de esta técnica. La gestación subrogada es, sin embargo, un método cada vez más extendido para tener hijos en familias LGTB formadas por dos hombres, que acusan a la ministra Irene Montero de “persecución” o de “trato discriminatorio” frente a otros modelos de familia.

Ya en su día, en la presentación del borrador de la ley, Irene Montero tuvo que recular y matizar ya que la ministra pretendía que los tribunales españoles pudieran perseguir a las parejas -heterosexuales u homosexuales- que recurrieran a los vientres de alquiler en extranjero, ya que en España esta técnica no está legalizada. Al final la nueva ley del aborto prohíbe su publicidad, pero no multará a quien recurra a esta técnica, pero no por ello las familias con hijos de gestación subrogada no van a seguir en su lucha contra la ley de Irene Montero, abriendo un cisma con el ministerio de Igualdad.

Asociaciones LGTB o de gestación subrogada -también hay familias heterosexuales que recurren a esta técnica- califican de “absurdo y estigmatizador” la Ley de Salud Sexual de Irene Montero. Asociaciones LGTB acusan a la ministra de “asestar un golpe a las familias homosexuales y a la igualdad, porque unas familias se les reconoce más derechos que a otras.

“Por ejemplo, el Gobierno reconoce un tratamiento de fertilidad a una pareja de lesbianas en el sistema de salud pero persigue la gestación a una pareja de dos hombres o heterosexual que quiera recurrir a esta técnica, es todo lo contario a la igualdad que predica Montero”, explican las asociaciones LGTB y a favor de la gestación subrogada, acusando a Irene Montero de convertir a los niños de estas familias “en víctimas de esos ataques y de la estigmatización”.