14 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Las polémicas imágenes de ayer en el centro de Madrid.

El vídeo que demuestra la estrategia 'madrileñófoba' de Sánchez contra Ayuso

Decenas de jóvenes de fiesta, muchos de ellos extranjeros, se apelotonaban anoche en una céntrica calle de Madrid, muchos sin mascarilla, sin que la Policía Nacional hiciera nada.

| c. Novo España

Fiesta sin control de jóvenes en la calle Espoz y Mina de Madrid from ESdiarioTV on Vimeo.

Una de las estrategias puestas en marcha en los últimos días por la Moncloa y el PSOE y los demás partidos de izquierda que tratan de expulsar a Isabel Díaz Ayuso de la presidencia de la Comunidad de Madrid, en las elecciones del próximo 4 de mayo, es explotar las juergas de jóvenes extranjeros que no respetan las restricciones sanitarias contra el coronavirus.

 

Jóvenes extranjeros que pueden entrar sin ningún problema en nuestro país a través del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez porque el Gobierno de Pedro Sánchez, que tiene las competencias para evitarlo, así lo permite. Sin embargo, la doctrina de PSOE, Más Madrid y Podemos, es clara: culpar a Ayuso de fomentar a las puertas de la Semana Santa y de una posible cuarta ola del coronavirus un turismo masivo de baja calidad, calificado de "borrachera" y sin respetar las restricciones sanitarias.

A la par, el Ministerio de Sanidad se ha sumado a la estrategia, proponiendo ahora, ya en pleno periodo de Semana Santa, el cierre del interior de los bares en aquellas regiones con una incidencia acumulada del virus de más de 150 personas por cada 100.000 habitantes. Madrid está aún por encima de los 200, lo cual se interpreta en la Real Casa de Correos como un intento de asfixiar a los madrileños con fines electoralistas.

En las últimas horas se ha hecho viral un vídeo con unas imágenes que contribuyen a esa estrategia electoral de la izquierda: decenas de jóvenes, muchos de ellos de otros países, casi hacinados en la calle Espoz y Mina, una de las más céntricas de Madrid, fumando, bebiendo y divirtiéndose, sin respetar distancias de seguridad y muchos sin la obligatoria mascarilla puesta. Y todo ello, más tarde de las 23.00 horas, hora del comienzo del toque de queda nocturno en la región.

El vídeo, demoledor, ha sido utilizado por la izquierda y sus aliados mediáticos para atacar a Ayuso. Pero se les ha pasado un detalle: el papel de la Policía Nacional, que controla el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, a la sazón secretario general del PSOE de Madrid, el partido que más está explotando lo del "turismo de borrachera".

Se movilizaron centenares de policías nacionales en el estado de alarma solo para Madrid

Este extremo lo ha recordado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid y hombre fuerte del Gobierno de Ayuso, Enrique López. Este último ha pedido "un mayor grado de compromiso por parte de la Delegación del Gobierno con el uso de la Policía Nacional".

Según López, "la Policía Nacional, en estos momentos, como consecuencia de la restricción de la movilidad nocturna, tiene menos trabajo, hay menos comisión de delitos por la noche, se pueden cambiar los turnos, aumentar presencia policial en las horas en las que se produce este riesgo de aglomeraciones y disminuirla en otras horas en las que ha disminuido el riesgo de comisión de delitos como consecuencia de que tiene a la población en sus domicilios".

"Se trata de que todos nos comprometamos y rememos en la misma dirección", ha aseverado López, quien ha destacado que cuando se produjo el estado de alarma, "el mini estado de alarma, la alarmilla", de Madrid, "se movilizaron cientos y cientos de Policías Nacionales para controlar ese estado de alarma". "Pues pedimos lo mismo ahora", ha apostillado.

López ha tildado de "incongruencia" que los madrileños no puedan ir a Canarias pero sí a República Dominicana, y en cuanto a la llegada de extranjeros a Madrid ha subrayado que "no se trata de demonizar el turismo, como hace la izquierda radical maltratando la marca de Madrid".

 

"El turismo es una fuente de riqueza, lo que hay que exigir y pedir y controlar que esos ciudadanos extranjeros cumplan la norma como lo hacen los españoles", ha afirmado, para agregar que la Comunidad de Madrid no tiene competencias de seguridad y para eso necesita ayuda del Gobierno central.