| 15 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alberto Núñez Feijóo.
Alberto Núñez Feijóo.

Tezanos irrumpe en río revuelto y difunde su "examen" a Feijóo

El controvertido CIS reaparece este jueves con el primer barómetro tras la invasión de Ucrania y el terremoto en el PP. Con la habitual "expectación".

| J.R.V España

Regresa el clásico, reaparece José Féliz Tezanos en el momento más convulso posible. El Centro de Investigaciones Sociológicas presenta este jueves su barómetro de opinión correspondiente al mes de marzo, la primera encuesta tras la guerra en Ucrania y también posterior a la crisis interna del PP que ha abierto las puertas del partido a Alberto Núñez Feijóo.

El trabajo de campo de la anterior encuesta del CIS, del mes de febrero, se cerró antes de las elecciones en Castilla y León, por lo que no recogió la crisis desatada días después en el PP, con el enfrentamiento entre Pablo Casado y la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ni el surgimiento de Feijóo como nuevo referente del partido.

 

Este nuevo barómetro de marzo ya reflejará esa nueva situación del PP y también recogerá los ecos de la guerra en Ucrania, tanto la división en el seno del Gobierno sobre el envío de armas a la resistencia, como el temor de los españoles a las consecuencias económicas de la invasión rusa.

En el barómetro de febrero, el PSOE repetía de nuevo en cabeza con una estimación de voto del 28,6% y una ventaja de 7,3 puntos sobre el PP, que marcaba un 21,3%.

La tercera plaza seguía en manos de Vox, que se anotaba un 14,8% y encadenaba su quinto mes consecutivo al alza, mientras que Unidas Podemos se anotaba un 13,6% y Ciudadanos volvía a situarse por debajo del 5% (4,8%), que permite grupo propio en el Congreso.

Tezanos ya fue el protagonista de una reciente pregunta del PP al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en la que se volvió a exigir la destitución del presidente del CIS por "sus continuos errores" y por "sectarismo". El diputado José Antonio Bermúdez de Castro agregó que, si no lo cesan, al menos debería ser el PSOE quien pagase sus fallidas encuestas electorales que, sostiene, siempre benefician a la izquierda.

Los dos fiascos consecutivos

Y es que el PP viene reprochando al CIS que fuera el único instituto demoscópico que defendía una situación de empate ante las elecciones de la Comunidad de Madrid que ganó claramente Isabel Díaz Ayuso, y que también fuera el único que auguraba una victoria al PSOE en Castilla y León.

Y a estos "patinazos" se añadió la polémica cuando, por error, el exvicepresidente Pablo Iglesias reveló que disponía de datos de la encuesta del CIS sobre Castilla y León antes de que se hiciera pública.

Comparecencia en el Congreso

Precisamente este miércoles Tezanos ha comparecido en el Congreso y ha reconocido que sus encuestas se han venido equivocando al calibrar la estimación de voto del Vox, algo que achaca a que esa formación cuenta con "voto oculto" de ciudadanos que evitan pronunciarse ante los encuestadores, pero ha anunciado que van a cambiar sus métodos para corregir esa situación, empezando por el barómetro de marzo que se hará público este jueves.

En su comparecencia en la Comisión Constitucional del Congreso, Tezanos ha admitido como algo "cierto" que en las últimas encuestas el CIS no está estimando bien el voto de Vox y cree que se debe, "probablemente", a que al partido de Santiago Abascal le pasa como al PP hace décadas, que tiene un "voto oculto" procedente del "malestar" y del "voto de castigo" y no quiere ser identificado en las entrevistas.

"Asumimos que nos equivocamos", ha afirmado, anunciado que, desde el próximo barómetro, van a probar con un nuevo sistema de estimación de voto para tratar de desvelar los apoyos reales de Vox: "Hemos corregido el modelo", anticipando cambios en la encuesta de este jueves.

Pero el sociólogo socialista no ha admitido más errores, pese a las críticas de la oposición, y ha vuelto a defender el trabajo "riguroso y científico" del instituto público, reiterando que su propósito no es ser "adivino" de lo que va a ocurrir en unas elecciones.