| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Cuca Gamarra y Alberto Núñez Feijóo
Cuca Gamarra y Alberto Núñez Feijóo

Europa mira al PP de Feijóo como alternativa al “desgobierno” de Sánchez

Von der Leyen ha mandado su apoyo a Feijóo en una Interparlamentaria Popular donde Gamarra y Ayuso han destrozado el discurso a la desesperada de Sánchez: “Son puro autoritarismo”

| Andrea Jiménez España

Este sábado, el Partido Popular ha inaugurado su XXV Interparlamentaria que el PP en la ciudad de Toledo para cimentar y culminar su plan de alternativa política a Pedro Sánchez de cara a los próximos comicios autonómicos y municipales de 2023 y las, cada vez más cercanas, elecciones generales. 

Una convención popular para unir fuerzas en el seno del partido y que ha contado con la inauguración de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, quien ha mandado  un mensaje de apoyo a su "amigo" Alberto Núñez Feijóo, al que ha definido como un dirigente "experimentado" y “previsor".

EuropaPress_4490829_lider_pp_alberto_nunez_feijoo_presidenta_comision_europea_ursula_von_der

Alberto Núñez Feijóo y Úrsula Von der Leyen

Von der Leyen ha recordado que charló con Feijóo en el congreso que el Partido Popular Europeo celebró en Rotterdarm, ha deseado "éxitos" al Partido Popular, en un momento en que Europa atraviesa una situación "difícil" en medio de la guerra de Putin. Un gesto que deja ver la complicidad de Europa con el PP, partido de la oposición y alternativa política a Sánchez.

Un gesto de Europa que llega después de que Moncloa tachase a los populares de haber dado un bandazo después de que Bruselas aprobara una tasa a los beneficios extraordinarios de las eléctricas para bajar el precio de la luz, algo que es diferente a lo aprobado por Sánchez, que impuso una carga fiscal a los ingresos totales de las eléctricas. Pero Moncloa quiso hacer creer a la población que ambas propuestas, la de Europa y la de Moncloa, eran iguales, intentando desgastar a un PP que votó a favor de la tasa de Bruselas y en contra en el Congreso al “impuestazo” de Sánchez.

 

Por su parte, la secretaria general de los populares, Cuca Gamarra, ha tomado la palabra tras Von der Leyen y ha denunciado la grave situación política que atraviesa España por culpa de los socialistas. “Este Gobierno cede cualquier cosa por seguir en el poder, sin pensar en el interés general ni en la cohesión territorial. Mañana estaremos en Barcelona defendiendo los derechos lingüísticos de todos, vulnerados porque el Gobierno lo permite”, ha explicado, en referencia a la manifestación de este domingo en apoyo a la familia de Canet acosada brutalmente por pedir simplemente que su hija recibiera un 25% de educación en castellano, tal y como sentenció en Tribunal Supremo y esquivó la Generalitat de Cataluña con el beneplácito de Sánchez. 

Un discurso de Gamarra en el que ha subrayado que el PP es la gran alternativa al “sanchismo”, el único partido capaz de solucionar la crisis que ha vuelto a dejar el PSOE en España y que tiene la experiencia y el compromiso para “gobernar” con sentido de Estado. “Vamos a estar a la altura de este gran país, es nuestra tarea. Queremos que los españoles sepan que nosotros sí les acompañamos en sus preocupaciones cotidianas, y que cada preocupación la hacemos nuestra para darle solución. Esta es la política útil”, ha señalado. 

Seguidamente, la Interparlamentaria del PP ha dado la palabra a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha querido lanzar un mensaje claro: el auge de Madrid como región líder en crecimiento económico se puede exportar a Moncloa de la mano de Alberto Núñez Feijóo. Y todo, a pesar de los ataques de Sánchez con todo el poder mediático y el uso institucional.

“Estamos en un mundo que se está empequeñeciendo, con menos libertad donde los libertarios van ganando. Hay incertidumbre y miedo. Y eso ocurre también en nuestro país. Se rompen proyectos y la alianza no está de moda. Pero quiero hablar de las ganas y del modo de ver la vida que representa a la mayoría de españoles”, empezaba diciendo la presidenta madrileña.

Y es que Ayuso dejó clara su posición liberal de la política desde la gestión de la Comunidad de Madrid defendiendo su proyecto “generoso y alegre”. Un proyecto que choca frente al sanchismo y su “erosión diaria de las instituciones”. “Quiere cargarse la Corona, los símbolos del Estado... instituciones que nos han dado tanta prosperidad en más de 40 años de democracia”. 

EuropaPress_4689121_presidenta_comunidad_madrid_isabel_diaz_ayuso_celebracion_xxv_union

La presidenta de la CAM ha denunciado también el desgaste que Sánchez está haciendo al PP, con su proyecto de desacreditar al adversario “ya que no tienen cómo llamar a las urnas”. “Los comunistas y socialistas no dan ilusión, por ello nos deslegitiman promocionando los bandos para perpetuarse en el poder. Puro autoritarismo”. 

Vamos a hablar del hombre blandengue. El hombre del protagonista de la campaña de Montero, el que más “igual dá”. Un proyecto que ha costado 1 millón de euros para decirles a los hombres que tienen que ser más hombres. Es decir, que el hombre nunca ha sido buen padre, marido, empresario… Nada. Y claro, sorprende cuando viene de un Gobierno que dice que hay poderes que te controlan. Pero cuando lo tienes todo, RTVE, las encuestas, la propaganda, el CIS, etc. Y con todo ello no generas ilusión en la gente. Con todo ello, ¿quién es el hombre blandengue?”.

También ha denunciado el uso de Sánchez de la juventud, a quien castiga y luego usa sabiendo que son un caladero de votos. “El PSOE que hacía campañas contra las drogas y a favor de la juventud, ahora les dice que a través de las pagas, drogas y revoluciones, les van a llegar las cosas. Pero lo último es que se quejan de que Feijóo está haciendo oposición. Pues claro, somos la alternativa”.

“Madrid es un objeto molesto para Sánchez. Nos gusta vivir sin imposiciones y no estamos esperando que venga el PSOE a decirnos cómo tenemos que comer. Madrid es apertura. Y el PSOE con tendencia comunista nos quiere ver apagados y tristes. Controlados y dirigidos”, ha zanjado la presidenta popular.

Sánchez, a la desesperada

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado este sábado en un acto del PSOE en Aragón en el que ha pedido el voto a la desesperada para los socialistas, queriendo, dice, movilizar al electorado socialista (que aún cree que tiene). 

“España es plural y nosotros respetamos y reivindicamos como el principal activo de nuestro país para responder ante las crisis”, ha empezado diciendo Sánchez, asegurando que cuenta "con la cogobernanza aunque haya alguna que no le guste descentralizar instituciones", en referencia a Isabel Díaz Ayuso.

Sánchez también se ha victimizado asegurando que todo lo que está viviendo España es por culpa de la inflación producida por “la guerra de Putin”, la crisis “de los semiconductores” y el covid, por supuesto. “Después del confinamiento, Putin ya apretó con el gas para movilizar recursos y ganar más dinero para aumentar su gasto militar imperialista”, ha llegado a espetar el presidente del Gobierno. 

"Hay algunos que no se cansan de bajar impuestos en la oposición, pero luego le ponen impuestos hasta el sol cuando llegan a Moncloa", ha insistido, aunque no ha confesado que la propuesta "estrella" de Moncloa de bajar el impuesto del gas del 21% al 5%. "En el próximo Consejo de Ministros formalizaremos esa bajada del IVA al gas y aumentaremos en 120 millones de euros la atención primaria en el sistema nacional de salud", ha anunciado Sánchez, aprovechando de nuevo un acto del PSOE para anunciar medidas del Estado en beneficio electoral.