| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Yolanda Díaz y Pedro Sánchez
Yolanda Díaz y Pedro Sánchez

Sánchez bate récords y deja a España con la tasa de paro más alta de Europa

España alcanza una cifra de parados que duplica la media de la zona euro y la sitúa como líder de los 27 países de la Unión

| Miguel Centeno España

Las políticas económicas del Gobierno de coalición con Pedro Sánchez han convertido a España en uno de los países con más déficit, deuda pública y tasa de paro de toda la Unión Europea. Y ahora, sabemos que esas cifras son aún peores, en concreto de la última cifra de desempleo. 

Y es que España es el líder en la zona euro en cuanto a tasa de paro se refiere. No hay competencia. Ningún país de nuestro entorno tiene unas cifras tan pésimas. El Ejecutivo ha logrado que nuestro país registre un nivel de paro récord que ha registrado una subida de una décima con respecto al mes de marzo, alcanzando una tasa del 13,5%.

Si lo comparamos con los datos de la zona euro las cifras son escalofriantes, ya que la media  se sitúa en el 6,8%, más del doble, según ha publicado el último informe de Eurostat, la oficina estadística comunitaria. Tan solo nos sigue de cerca Grecia, que registra una tasa de paro de un 12,9%;

Por detrás, en tercera posición, está Italia, con un 8,3%. Nada que ver con los resultados de las tasas de paro de países como República Checa, con un 2,3%, Alemania con un 2,9% , Polonia o incluso Malta, que rozan el 3%. Es tan colosal la diferencia con España, que si lo comparamos con los datos de Alemania, España tiene cinco veces más paro. 

Pero España no solo es líder en tasa de paro de toda la población en general. Es que si vamos por grupos de edad, Pedro Sánchez ha firmado un récord en cuanto a paro se refiere, porque nuestro país lidera todas las franjas de desempleo por edades. Especialmente la de menores de 25 años. 

En esta ultima franja de edad, España ha registrado en marzo de 2022 un total de 479.000 desempleados menores de 25 años, lo que supone en porcentajes un 29,6%, del total en esa edad. Es decir, casi 3 de cada 10 jóvenes en España quiere trabajar pero no puede. Es la tasa más alta entre los 27 países que forman la Unión Europea, por delante del 27,2% de Grecia y del 24,5% de Italia.

De forma general, la tasa de paro de la eurozona se situó, a pesar de los malos datos de España, seis décimas por debajo del nivel previo a la pandemia, ya que en febrero de 2020 el desempleo entre los países del euro era del 7,4%. Asimismo, en el conjunto de la Unión Europea la tasa de paro bajó en marzo de 2022 al 6,2%, una décima menos que en febrero y frente al 7,5% de un año antes. Se trata también del menor nivel de paro entre los Veintisiete.

La oficina estadística europea calcula que 13,37 millones de personas carecían de empleo en la UE en marzo de 2022, de los que 11,274 millones se encontraban en la zona euro. Esto supone un descenso mensual de 85.000 y 76.000 personas, respectivamente. En comparación con marzo de 2021, el número de personas sin empleo descendió en 2,359 millones en la UE y en 1,931 millones en la zona euro.

La pobreza laboral de España: hogares con menores y un trabajador

Precisamente estos datos vienen a reforzar la teoría de que España es uno de los países donde las familias más están sufriendo la falta de ingresos. De hecho, la denominada "pobreza laboral” en España se concentra ya en hogares con menores y un solo trabajador, según un estudio elaborado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Centre d'Estudis Demogràfics (CED-CERCA).

La investigación ha cifrado en un 32% los hogares con estas características que "son pobres", por lo que concluye que la pobreza laboral y la infantil están estrechamente ligadas, detalla la UAB en un comunicado de este lunes.

"Hay hogares, sobretodo los que cuentan con niños, donde a pesar de que alguno de sus miembros trabaja, siguen siendo pobres", ha alertado una de las investigadoras, Alba Lanau. La investigación ha avisado que la disminución de los ingresos de un adulto incrementa el riesgo de pobreza cuando los salarios son necesarios para evitarla y ha subrayado "las dificultades que experimentan las madres para entrar o mantenerse en el mercado laboral, así como la vinculación entre maternidad y menores salarios”.