20 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Junqueras, al salir de Lledoners para dar mítines en la campaña catalana en febrero
Junqueras, al salir de Lledoners para dar mítines en la campaña catalana en febrero

Junqueras sugiere retrasar la independencia 20 años y acercarse a Sánchez

El líder republicano enciende los ánimos del separatismo con una confesión que activa un "plan B" con el PSOE en Cataluña si fracasa el pacto con Puigdemont.

 

¿Ha renunciado ERC a la vía unilateral, a la independencia inmediata e, incluso, a un pacto separatista con Junts para gobernar Cataluña? Eso puede deducirse del discurso de Oriol Junqueras, preso por sedición, recogido en un explosivo artículo en El Periódico que ha conmocionado los cimientos del nacionalismo.

Por lo que pone directamente en él y por lo que puede estar pasando entre bambalinas en plenas negociaciones con el partido de Puigdemont para conformar un Gobierno en la Generalitat que, en realidad, ninguno de los "gallos" del secesionismo catalán quería: ERC quería gobernar en solitario, en todo caso con el apoyo externo del PSOE. Y Puigdemont también, duplicando el poder desde Waterloo y maniatando al presidente con un Govern plagado de los suyos.

 

En ese enrevesado panorama, Junqueras ha soltado la andanada: "Debemos planificar los cambios pensando a 10 y 20 años vista. Salir del día a día para pensar en pasado mañana. Los grandes cambios de fondo requieren pensar a largo plazo para empezar a poner las primeras piedras, hoy, de una nueva Catalunya mejor para que sea una realidad mañana".

Una frase con varias interpretaciones, pero que suena claramente a la vía unilateral, a la independencia exprés, abocada al fracaso y a Lledoners; pero defendida activamente por Puigdemont para tratar a quien es, por encima de los partidos constitucionalistas, su gran rival: el separatismo ha sido, sobre todo, una excusa para dirimir la hegemonía en ese bloque.

La opción Illa

Junqueras habla a punto de agotarse el plazo para llegar a un acuerdo con Junts que, de no alcanzarse, solo tiene dos opciones: la investidura de Pere Aragonés con el apoyo externo del PSC-PSOE de Sánchez e Illa (seguramente la idea inicial aunque no lo dijeran) o la repetición electoral.

Junqueras fuerza a Puigdemont y reabre sutilmente la posibilidad de pactar con Illa y Sánchez

"A estas alturas, inexplicablemente, sigue pendiente de una tediosa negociación que se apresuraron a encarrilar dos de los actores políticos -para garantizar una mayoría de investidura- a la espera de que un tercero se decida a dar el paso", añade en la misma Tribuna Junqueras, cargando directamente contra Junts para obligarle a dar el paso.

El hecho de que estas palabras coincidan con la decisión de Sánchez de reforzar su alianza con ERC, clave para mantener su Gobierno y aprobar Presupuestos, estimula con seguridad la salida de Junqueras: quiere forzar a Junts a entrar por una vía más moderada o, si ello no es posible, abrirse a un pacto con el PSOE o a la vuelta a las urnas.

"De las tres opciones, la que menos le gusta es la repetición electoral. Si Junts no cede, es más verosímil que intenta la investidura con el PSOE", explican a ESdiario fuentes catalanas, que reconocen no obstante la complejidad del laberinto catalán. "Aquí todo puede pasar". Como siempre.