| 08 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La Comisión Kitchen diseñada como una inquisición contra el PP se ha vuelto en contra de sus instigadores.
La Comisión Kitchen diseñada como una inquisición contra el PP se ha vuelto en contra de sus instigadores.

Echenique veta que Calvente, el exabogado de Podemos, comparezca en el Congreso

"No voy a permitir que faltemos al respeto al Congreso de esa manera". De esta forma, el portavoz morado se ha cerrado en banda y maniobra para que el testigo de cargo contra Iglesias hable.

| J.R.V España

Consejos vendo... La llamada Comisión Kitchen se ha vuelto en contra de sus promotores sin ni siquiera comenzar sus trabajos. Al PSOE, con el fantasma del excomisario José Villarejo, al que los socialistas no quieren ver ni en pintura por el Congreso pero que, gracias al PNV, será llamado a declarar. Eso sí, tal como ha adelantado este martes Adriana Lastra, su testimonio se retrasará lo máximo posible.

Pero Podemos también tiene su propio Villarejo y se llama José Manuel Calvente, citado a comparecer por el PP en otro foro creado para luchar contra la corrupción, la  llamada Comisión de Calidad Democrática.

Pero los morados, siempre tan dispuestos a que visiten el Congreso todos los que dicen tener algo que decir sobre los populares, van a vetar la presencia del exjefe de sus Servicios Jurídicos, purgado por Pablo Iglesias y testigo de cargo en los tribunales contra la presunta financiación irregular de Podemos.

Pablo Echenique ha confirmado que su grupo parlamentario votará en contra este miércoles de que su exabogado comparezca en esa Comisión de Calidad Democrática de la Cámara como denunciante de corrupción, porque, desde su punto de vista, esa comparecencia sería "una falta de respeto al Congreso".

"No voy a permitir que faltemos al respeto al Congreso de esa manera", ha advertido visiblemente airado Echenique en rueda de prensa al ser preguntado sobre el sentido del voto de su grupo parlamentario ante esta petición del PP.

Calvente es el denunciante del caso Neurona, donde el juzgado de instrucción 42 de Madrid investiga la posible existencia de un contrato simulado entre esta consultora política y Podemos para la campaña electoral de 2019 con el presunto objetivo de desviar dinero de las cuentas moradas. Además, Calvente es testigo en el caso Dina que investiga la Audiencia Nacional en el que el juez Manuel García Castellón atribuye varios delitos al propio Iglesias.

 

El exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, cuya presencia en el Congreso pretenden boicotear los morados.

 

En concreto, el PP quiere que Calvente explique su experiencia ante la Comisión de Calidad Democrática, que ha creado una subcomisión para estudiar medidas destinadas a mejorar la protección de las personas que denuncian comportamientos corruptos.

Los populares consideran que la experiencia de Calvente puede servir para ilustrar a los diputados sobre las represalias que suelen sufrir quienes denuncian corrupción. Y es que, el exabogado denuncia que, tras investigar y cuestionar los hechos presuntamente delictivos que achaca a dirigentes de Podemos, el partido emprendió contra él un "grave proceso de hostigamiento y represalia personal y laboral".

Podemos le despidió en diciembre de 2019 alegando una denuncia por acoso sexual, aunque después admitió que fue un despido improcedente y acordó indemnizarle con 35.000 euros. Además, un juzgado archivó la denuncia de acoso sexual y laboral que presentó en su contra quien fue su compañera en el gabinete jurídico, Marta Flor.

PSOE y Podemos, que tienen mayoría en la Mesa de la Comisión rechazaron de plano la comparecencia de Calvente solicitada por el PP.

El presidente de este órgano, Íñigo Errejón, se abstuvo la primera vez que se abordó el asunto e hizo un llamamiento a todos los grupos para actuar con responsabilidad y no convertir la subcomisión en un espectáculo con asuntos ajenos a la misma. Pero, dado que Errejón no es partidario de que se impongan vetos en la comparecencias y de que, si no hay acuerdo en la mesa de una comisión el tema puede elevarse al plenario de la misma, se ha acordado votar la solicitud de los populares, lo que tendrá lugar este miércoles.

Pero Echenique ya ha dejado claro volverán a votar en contra argumentando que sería "una falta de respeto al Parlamento" citar a una persona cuya mera declaración dio lugar a un "caso fake, sin pruebas", en referencia a la investigación relativa a Neurona.

En esa misma sesión, los populares forzarán a la comisión a pronunciarse sobre la conveniencia de la que fiscal general del Estado, Dolores Delgado, comparezca ante la misma subcomisión, pero, en su caso, dentro del grupo de comparecientes que van a proponer mejoras para incrementar la independencia de los órganos reguladores.

La previsión es que ambas comparecencias sean rechazadas, ya no sólo con el veto de Unidas Podemos y el PSOE, que mantendrán su posición inicial, sino también con el de otros grupos de la oposición. De hecho, sólo espera que el PP cuente, en su caso, con el apoyo de Ciudadanos.