| 04 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Moncloa vuelve a "reinventar" a Sánchez para desviar la atención en el Debate

Zapatero y el PSOE alientan la nueva campaña del entorno presidencial para alimentar la tesis de que es víctima de un complot del "estado profundo". Igual que Donald Trump.

| Javier Ruiz de Vergara España

El gobierno transita hasta el 12 de julio, cuando Pedro Sánchez rinda cuentas en el Congreso en el primer Debate de la Nación en siete años, entre la resaca eufórica de la Cumbre de la OTAN y la terrible digestión del terrorífico reciente dato de la inflación.

Y mientras los principales ministerios se afanan en hacer papeles para La Moncloa y maquillar los peores datos -de ahí la purga de Nadia Calviño en el INE-, el Ala Oeste ha puesto ya en circulación la estrategia del líder del PSOE para la que se le avecina.

 

Es un dejavú, la enésima reinvencion del "resistente": exhibido Sánchez el atlantista, llega de nuevo Sánchez el rojo. El líder progresista al que los poderes fácticos tratan de descabalgar con artes poco democráticas. Invertidas las etiquetas ideológicas, los asesores monclovitas se apuntan al trumpismo y su eterna batalla contra el “estado profundo”. A la tesis se ha sumado este lunes la cúpula del PSOE y hasta el mismísimo expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

 

Apagados definitivamente los ecos de la Cumbre de la OTAN, vuelven las miserias de la "coalición progresista"

 

Tezanos vuelve a estar en el entorno más próximo de Sánchez”, aseguran a ESdiario fuentes socialistas, para atribuir al gurú demoscópico del presidente y a un reducido grupo de asesores la decisión de Sánchez de volver a presentarse como víctima de la conspiración de los “hombres del puro”, las empresas del IBEX, la ultraderecha de Vox y un PP en manos de intereses inconfesables.

“En el gen del sanchismo están convencidos que su entrevista victimista con Jordi Évole tras ser defenestrado por los barones le llevó a ganar las primarias presentándose como una víctima del sistema”, recuerdan las citadas fuentes. Y ahora están replicando la estrategia para intentar la remontada y la movilización de sus votantes”, remachan.

Casualidad o no, lo cierto es que Sánchez ha sacado a relucir la teoría de los “cenáculos de Madrid” en sus dos ultimas entrevistas: en La Sexta y en El País. Para nada casualidad la elección de los medios: los dos caladeros de los votantes del PSOE y la izquierda de Ferraz. Esa va a ser buena parte de la estrategia de Sánchez en el Debate de la Nación.

El presidente quiere pedir a sus simpatizantes más tiempo y manga ancha pese a la crisis brutal bajo el argumento de que su aventura progresista corre peligro. Según él no son las penurias de los españoles, ni el avispero de su gobierno ni las múltiples crisis que asetean al país las que le han desgastado. Como Trump, el también se siente víctima del estado profundo.