| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Pollo asado al estilo griego y 3 recetas para aprovechar sus sobras

Con esta receta comprobarás que su carne adquiere otro sabor, resultando mucho más jugosa y, sobre todo, más sabrosa

Todos amamos el pollo asado y existen cientos de formas diferentes para prepararlo. La más habitual suele ser con manzana, limón, patatas y un chorrito de vino blanco. Pero si quieres dar un salto y salir de la rutina con sabores diferentes, te invito a que utilices una marinada griega elaborada a base de yogur, limón, hierbas y ajo. Comprobarás que su carne adquiere otro sabor, resultando mucho más jugosa y, sobre todo, más sabrosa.

Receta de pollo asado al estilo griego

Ingredientes

1 pollo entero limpio

1 kilo de patatas baby

8 dientes de ajo

2 limones

1 yogurt natural

1 tacita de aceitunas kalamata

1 tacita de caldo de ave

1 cdta.  de estragón seco

1 cdta de tomillo fresco o seco

perejil fresco

menta fresca

sal

pimienta

3cucharadas de aceite de oliva

 

Elaboración

1.- Lava las patatas, transfiere a un bol, agrega el aceite de oliva, un poco de sal, pimienta al gusto, la ralladura de limón y remueve para impregnar todas las patatas.

 

2.- En un recipiente mezcla medio yogur con la ralladura de un limón, el estragón, el perejil, las hojas de tomillo, dos dientes de ajo rallados, sal y pimienta al gusto.

Unta el pollo con la marinada por todos los lados y el sobrante introdúcelo en su interior. 

 

3.- Distribuye las patatas en una fuente de horno con los limones cortados en rodajas, las aceitunas de Kalamata y los dientes de ajo enteros que te quedan. Coloca el pollo encima, vierte el caldo y hornea a 170º durante 1h 20’. En los últimos 10 minutos sube los grados a 200 para tostar la piel.

4. Presenta en tu mesa rápidamente acompañado de una salsa preparada con el resto del yogurt al que puedes añadir unas hojas de menta y perejil picadito, un diente de ajo rallado, sal al gusto y la ralladura de un limón.

 

Pero, ¿qué puedes hacer con el pollo sobrante?

La buena noticia es que hay muchas y fabulosas recetas que puedes preparar. Desde las clásicas croquetas, empanadillas y ensalada césar, hasta incluirlo en tus sándwiches, quesadillas, tortillas para la cena, burritos, pizzas caseras, o si prefieres innovar, puedes utilizar las sobras de pollo para preparar una increíble sopa griega, muy diferente a otras que hayas probado antes.

Sopa avgolemono 

 

– Coge todas las sobras del pollo que te hayan quedado en la fuente incluidos los huesos y ponlos a hervir en agua durante veinte minutos en una cazuela con una cebolla pequeña, una zanahoria troceada y unos granos de pimienta. 

– Una vez pase el tiempo cuela el resultado, vierte el caldo limpio en otra cazuela y ponlo a calentar. 

– Con ayuda de un tenedor convierte en pequeños hilos la carne del pollo y reserva en un plato.

–En un bol bate dos huevos junto al zumo de dos limones. Cuando estén bien batidos agrega un vasito de agua asegurándote de mezclarlo muy bien y vierte el resultado suavemente al caldo caliente removiendo para integrar perfectamente. Prueba y rectifica de sal y pimienta al gusto.

– Por último, transfiere los hilos de pollo, agrega unas rodajas de limón y hojas frescas de eneldo. 

Si quieres hacer una sopa más completa puedes añadir un puñado de fideos o de orzo.

Rollitos vietnamitas de pollo

 

Todo un lujo para aprovechar las sobras de pollo. 

– Pon a hervir agua y prepara unos fideos de arroz siguiendo las indicaciones del fabricante. Una vez listos retira y reserva.

– En la misma agua sumerge durante 45 segundos unas tiras de col roja, otras de repollo, de apio y zanahoria rallada. Seguidamente transfiere las verduras a un bol de agua con hielo para detener la cocción de estas verduras y conseguir una textura más tierna y flexible. Retira a los pocos segundos, seca con un paño y reserva.

– Ahora llena un tazón grande con agua tibia y humedece la envoltura de arroz durante 1 o 2 segundos. Sacude el exceso de agua. Notarás que comienza a ablandarse y a sentirse pegajoso. Extiende sobre una superficie limpia y seca, coloca los fideos, las verduras, unas hojas de menta o albahaca, hojas de lechuga tierna, el pollo asado sobrante en tiras y enrolla con fuerza, pero con cuidado de no romperlo. 

– Prepara una salsa vietnamita poniendo a calentar 100 ml de agua con 4 cucharadas de azúcar integral. Una vez esté diluida deja templar, vierte 100 ml de salsa de pescado, el zumo de una lima, un ajo rallado, un chile cortado en rodajas, hojas de menta fresca, 4 cucharas de soja, vinagre de arroz al gusto y unos cacahuetes aplastados. 

Lleva a la mesa tus rollitos con la salsa vietnamita y listo.

Patatas asadas con pollo

En pocos minutos puedes tener listas estas patatas. Solo tienes que poner a hervir unas patatas en agua con un poco de sal durante 20-25 minutos (dependiendo del tamaño). 

– Deja que enfríen un poco, recorta la parte de arriba y vacíalas hasta la mitad con ayuda de una cuchara. Lleva a un bol la carne de la patata y agrega unos dados de pepino, pimiento, lechuga, maíz, cebolla roja, piparras, mayonesa, yogur natural, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcla muy bien y coloca una cantidad generosa sobre las patatas.

Ideas rápidas para aprovechar el pollo asado sobrante que te ayudan a ahorrar tiempo y te invitan a probar cosas nuevas.