| 27 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
William durante su cita en 'First Dates'
William durante su cita en 'First Dates'

Un comensal de First Dates protagoniza lo nunca visto tras un beso a su cita

El costarriqueño William reconoce que lo que le ha ocurrido en su cita con Lavinia no le había pasado jamás y por ello, no daba crédito.

| ESdiario Medios

William es un costarriqueño que lleva dos décadas afincado en España, donde convive con la madre de sus hijos pero ahora está en busca de una nueva relación. Al ver a Lavinia, su cita, se ha quedado impactado, pero lo más llamativo de la cita llegó después.

 "Yo estoy acostumbrado a chicas más normalitas", ha dicho William al ver a su cita, pero aunque ella también se esperaba otra cosa, enseguida surgió la chispa y han entablado una conversación sobre sus aficiones.

 

Pero pronto, el costarriqueño le ha explicado cómo es su vida y que comparte piso con su expareja, aunque ha dejado claro que nunca estuvieron enamorados y que eran amigos, pero "una noche me tome media cerveza y vino Sebastián", aunque a Lavinia no le ha terminado de convencer.

Pero tras esta confesión, Lavinia ha explicado que es una mujer tradicional y le gustan los hombres caballeros, por lo que él le ha confesado ser un romántico que escribe poemas de amor y regala flores, por lo que a la vista de la conversación la organización del programa ha creado en ambiente propicio para que la pareja se pusiera a bailar.

A pesar de que William se quedaba un poco parado al principio, finalmente daba el paso y ha acabado besando a Lavinia frente al resto de personas. Algo que su cita no veía con malos ojos, ya que le gusta que los hombres den el primer paso.

"Nunca he hecho esto, yo no soy de rollos", decía William para justificar su atrevimiento al haber besado a Lavinia en la primera cita.  "Es que me cuesta un poco creer eso después de que me has contado que tuviste un hijo con una amiga con la que vivías. ¿Me estás diciendo la verdad?", respondía ella.

William ha intentado explicarle que fue mucho más que eso, que ese momento "me salvó la vida" y se ha puesto a llorar al pensar en su pequeño, que se había levantado con él a las cuatro de la mañana para ayudarle a hacer la maleta.

Lavinia trataba de consolarle y William volvía a lanzarse demostrando todo lo que le gustaba su cita. Ella parecía encantada. Tanto es así que acabaron saliendo del restaurante de lo más agarrados y teniendo claro que seguramente habría una segunda cita.