| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Uno de los espacios de La Fábrica de la Tele.
Uno de los espacios de La Fábrica de la Tele.

Mediaset despide a La Fábrica de la Tele y finiquita a Patiño y a Risto Mejide

Los cambios en el grupo italo-español afectan a la productora que fue estrella de la cadena. La culpan de sus crisis de audiencia, rompen relaciones y afecta a Socialité y a Todo es mentira.

| David Lozano Medios

Mediaset España ha roto definitivamente su relación laboral con la productora La fábrica de la Tele. Según cuenta el portal El Economista, Alessandro Salem ha decidido dejar de trabajar con la empresa liderada por Óscar Cornejo y Adrián Madrid tras unos "meses infernales" en los que las desavenencias no han dejado de producirse en los despachos de la cadena.

El estrepitoso fracaso de Cuentos Chinos, el esperado regreso de Jorge Javier Vázquez a Telecinco, fue "la gota que colmó el vaso" y el motivo principal de la ruptura entre las empresas. Esto agravó aún más los desencuentros "públicos y privados", evidenciando "la falta de feeling" entre la productora y la nueva gestora del grupo, que quieren renovar por completo su imagen con programas menos agresivos y más familiares.

Según la citada información, la cúpula de Mediaset considera que la productora de Sálvame es una de las principales responsables de la crisis de imagen que sufre Telecinco y por tanto de sus bajas audiencias, que comenzaron a caer en picado durante la última etapa de Paolo Vasile. Muchos señalan la emisión de la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva, protagonizada por Rocío Carrasco, como la verdadera causante de esta crisis, pues los espacios de La Fábrica de la Tele se radicalizaron hasta el punto de criticar a otros programas y profesionales de la cadena: se despidió de forma improcedente a Antonio David Flores, se le acusó de maltratador sin existir una sentencia, se expulsó del plató a colaboradores críticos con el posicionamiento de la productora e incluso se criticó a caras visibles de la cadena como Ana Rosa Quintana.

Desobediencia a Mediaset

El citado digital asegura que otra de las causas del final de la relación entre La Fábrica y Mediaset es la "flagrante, evidente y reiterada" desobediencia de la empresa con respecto a la línea editorial que marcó la nueva gestora al comienzo de su mandato. Un Código Ético que todos los programas tendrían que respetar y que se saltaron durante meses.

Por el momento, se desconoce qué ocurrirá con espacios con Socialité Todo es mentira: en el caso del programa presentado por María Patiño en Telecinco, los contenidos se adaptaron a las peticiones de la cadena, dando más espacio a noticias sobre el mundo de los influencer y el deporte, cambios que no han hecho remontar su audiencia, ahora tendría que desaparecer por la ruptura contractual.

Lo mismo tendría que ocurrir con Todo es mentira el programa de Risto Mejide en Cuatro. En este caso la desaparición del espacio es más llamativa porque se trata de uno de los programas más vistos de la segunda cadena de Mediaset.

Según concluye El Economista, la inminente ruptura a nivel empresarial entre Mediaset España y La Fábrica de la Tele podría hacerse de tres formas. La posibilidad que cobra más fuerza es que la productora sea liquidada, ya que con la inminente resolución de la llamada Operación Deluxe, hacen que la imagen de la compañía esté por los suelos.