23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

3 recetas superfáciles para conservar los higos todo el invierno

Te enseñamos cómo aprovechar esta exquisita fruta de otoño para que puedas disfrutarla durante muchos meses

Estamos en temporada de higos, una fruta que destaca por su altísimo contenido en fibra, por lo que tienen un efecto regulador del intestino, potasio, magnesio, calcio y fósforo, aunque también contienen cantidades importantes de sodio, hierro, zinc, selenio, manganesio y cobre.

Su alto contenido en azúcar no nos debe asustar ya que es muy diferente al que aportan los alimentos refinados y por lo tanto se absorbe gradualmente.

Comer higos nos ayudará a desintoxicarnos, a mantener la salud de la piel por su contenido en vitamina A y nos aportará una dosis extra de energía, por lo que es muy adecuado para deportistas y personas con hipertensión .

Las personas que sufran diabetes deben de tener en cuenta que un higo fresco aporta media ración de hidratos de carbono.

 

Higos en almíbar

Ingredientes:

400 gramos de higos
200 gramos de azúcar
el zumo de un limón

Preparación:

Colocamos los higos en una cazuela con el azúcar y el zumo del limón y dejamos macerar 12 horas en las que, de vez en cuando, vamos dando vuelta a los higos para que la meceración de produzca de forma homogénea

Una vez pasado ese tiempo, se ponen a cocer a fuego lento  sin añadir agua, sólo con los propios jugos que habrán ido soltando los higos con el azúcar y el zumo de limón. Al igual que en el paso anterior, iremos dando vuelta a los higos de vez en cuando para que se hagan por todos los lados.



El punto que debe alcanzar el almíbar es de media o una  hebra; es decir, hasta que alcanza una consistencia parecida a la de la miel líquida ( aproximadamente una hora u hora y media)

Se guardan en botes cerrados herméticamente y se guardan boca abajo en la despensa.

 

 

Mermelada de higos

Ingredientes:

Los ingredientes son exactamente los mismos que para la receta anterior, y la forma de preparación, muy parecida.

Pelamos los higos, y los colocamos en una cazuela con el azúcar y el zumo del limón. Si la mermelada te gusta muy dulce, tendrás que poner la mitad de azúcar que de higos; si por el contrario, los prefieres menos dulce, reduce el azúcar a cuarto y mitad o utiliza azúcar integral de panela.



Ponemos a calentar a fuego lento, removiendo los higos con una cuchara de madera hasta que estén totalmente deshechos y hayan alcanzado la consistencia de una mermelada.



Guardamos en botes de cristal y los cerramos al vacío cubriéndolos de agua y poniéndolos a hervir durante 30 minutos

 

 

Higos secos

Preparación:

se cogen los higos maduros, se comprueba que no tengan picaduras de insectos y se aplastan con la mano sobre un papel de cocina.

Se ponen a secar sobre una malla o en una rejilla, teniendo mucho cuidado en que no se rocen unos con otros y que no toquen ninguna otra superficie.



Se dejan en un lugar seco y ventilado hasta que estén listos.

Se consumen a lo largo de los 6 meses siguientes.

 

Comenta esta noticia
Update CMP