| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, junto a la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira hoy en Bruselas.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, junto a la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira hoy en Bruselas.

Moreno no se calla ante Europa y deja al descubierto el retraso de los fondos

El presidente de la Junta reivindica el interés de Andalucía al pertenecer a un "país descentralizado" y reclama de nuevo a Sánchez agilidad en la tramitación de los fondos Next Generation.

| Manuela Herreros Andalucía

Directa y sin paños calientes. Así ha sido la intervención del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno en su primera jornada de reuniones en Bruselas donde ha afirmado: “Vengo a defender los intereses de los andaluces y a defender con vehemencia la participación de las regiones en los fondos como país descentralizado que somos”.

Sin muchos más prolegómenos el líder andaluz ha expuesto los problemas que tienen las comunidades y no se ha callado ante el retraso en los fondos europeos por parte del Gobierno de España en su reunión con la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira.

En este punto, ha expresado su máxima lealtad, aunque ha insistido en que su obligación como presidente es defender los intereses de los andaluces. “Defendemos los fondos europeos de cohesión, lo hemos hecho siempre, pero no estamos de acuerdo con la enorme opacidad que hay en torno a ellos, en su ejecución y reparto”.

 

No sólo se ha escuchado a Moreno en el seno de la UE, sino que ha reclamado al Ejecutivo de Sánchez, una vez más, transparencia, colaboración y cogobernanza para que los fondos se ejecuten en tiempo y forma y sean plenamente eficientes.

En cuanto al plazo de aplicación de los fondos, Moreno ha expresado su deseo de que todos
finalicen a fecha de 31 de diciembre de 2025 para poder ejecutarlos correctamente, aunque la falta de liderazgo y agilidad de los socialistas en el Gobierno "está limitando la capacidad de planificación, organización y ejecución”.

Ganar credibilidad y limpiar la imagen que dejó el PSOE

El presidente andaluz protagoniza su tercer viaje oficial a Bruselas y una de sus funciones será dar a conocer los cambios que se han producido en la comunidad con la entrada en la Junta del PP y Cs. La anterior administración socialista generó una fuerte desconfianza sobre la institución, debido a los casos de corrupción en los que se desviaron algunos de los fondos europeos que llegaban para empleo, formación o, por ejemplo, vertidos y se destinaban a otros fines.

Hoy Moreno ha demostrado que se gestiona de otra forma y ha mostrado su compromiso en la ejecución de esos fondos europeos. Al respecto ha trasladado a la comisaria que la comunidad autónoma, en el periodo 2014-2020, ha gestionado y ejecutado los fondos una media de 400 millones de euros al año.

 Un ritmo lento que ha terminado al contratar a 3.000 personas y con el uso de medios robotizados para agilizar la gestión, gracias a lo cual se ha pasado de esos 400 millones a 1.000 millones al año. “Veníamos con retraso del periodo 2014-2020, pero estamos recuperando el ritmo para llegar a la media de ejecución europea, en torno a un 60%”, ha agregado.

Moreno quiere que Andalucía tenga un papel protagonista porque las ayudas benefician a la región. Por ello, en la reunión con el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas, se desprende el interés por trazar alianzas entre distintas regiones europeas para que Andalucía "suene, tenga interlocución, sea respetada y esté en la agenda institucional europea".

Así, ha incidido en que la comunidad autónoma tiene que estar presente y no dejar “nunca” su silla vacía en Europa, “como tristemente ha sucedido en épocas anteriores”. Una posición que hoy el presidente ocupa como vicepresidente del Comité Europeo de las Regiones, que celebra una mesa para abordar el futuro de las zonas rurales y el problema de la despoblación.