| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Lydia Lozano se quedó sin privilegios.
Lydia Lozano se quedó sin privilegios.

Se acabó el trato de favor: Lydia Lozano se queda sin privilegios en Telecinco

Hasta aquí ha llegado la veterana colaboradora de "Sálvame". Una serie de chivatazos intencionados han puesto punto y final a un trato diferencial que escamaba ya a más de uno.

| M.F. Chismógrafo

Hace unos días Lydia Lozano estallaba en el plató de Sálvame contra Kiko Matamoros después de que su compañero se chivara a la dirección de que ya no necesitaba la silla especial de la que disfrutaba... 

El motivo de su enfado es que no era la primera vez que Lydia se quedaba sin algo en el programa por culpa o de Matamoros o de Kiko Hernández, que suelen hacer frente común en su contra.

Cabe recordar que Lozano tuvo que ser intervenida de urgencia dado que sufría un aplastamiento de médula. Pasados unos días, se reincorporó a su puesto de trabajo y lo hacía feliz porque todo había salido a la perfección. De hecho, llegó en su silla especial y con un cuidador personal.

Para evitar que tuviera que hacer movimientos bruscos, las dirección quiso ponérselo fácil y darle servicio de peluquería y maquillaje, algo que el resto de colaboradores ya no tienen en la cadena desde el inicio de la pandemia.

Los Kikos se percataron de que Lydia Lozano ya parecía estar recuperada

Sin embargo, con el paso de las semanas, la situación fue cambiando. Los Kikos se percataron de ciertos movimientos de Lydia, aspavientos con los brazos que les hacían sospechar de su recuperación... Así que daban la voz de alarma en directo y ella se quedaba automáticamente sin peluquería y maquillaje.

Solo le quedaba la silla. En lugar de utilizar uno de los sillones de plató, a la colaboradora se le permitía utilizar una silla con respaldo más recto y ruedas. Sin embargo, pasó un par de horas de directo sentada en otro lugar, Kiko Matamoros se dio cuenta... y pasó otra vez: se chivó en directo y la dirección pasó a retirar la silla de Lozano, provocando el enfado de la colaboradora. "Que vengas como uno chivato de colegio a tu edad, tío…", se quejaba.