| 17 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Brenda, de Secret Story.
Brenda, de Secret Story.

Un caso de acoso laboral durante el embarazo pone Telecinco contra las cuerdas

La cadena de Mediaset no termina de romper con la mala racha que atraviesa desde hace ya algún tiempo. Por más que intenta asomar la cabeza siempre pasa algo que vuelve a golpearle fuerte.

| C. A. Chismógrafo

La nueva edición de Secret Story de Telecinco con concursantes anónimos sigue adelante en su aventura, pero no termina de alcanzar los datos que registró la versión anterior de famosos que ganó Luca Onestini. Al menos en los audímetros.

De hecho, este domingo La noche de los secretos que presenta Toñi Moreno tuvo que conformarse con la medalla de bronce del prime time dominical, con un 10.5% de cuota de pantall y 1.086.000 espectadores. Por delante, se llevó la palma Antena 3 con su imbatible telenovela turca Infiel (15.6% y 2.150.000) y después La Uno con la película La Herencia (11.9% y 1.797.000).

Así las cosas, parece que Secret Story necesitará ir creciendo y consolidando sus tramas entre la audiencia de Telecinco para mejorar sus datos si quiere permanecer en la parrilla.

De momento, está echando toda la carne en el asador y este domingo Brenda fue la primera concursante en enfrentarse a la línea de la vida. La participante se vino abajo al recordar algunos de los episodios más duros de su infancia y rompió a llorar cuando Toñi Moreno le aseguró que era un ejemplo de superación.

La línea de la vida de Brenda en Secret Story impresionó mucho a Toñi Moreno

Brenda nació en 1981 y cuando tenía solo dos años sus padres se separaron. Además, la barrendera tenía muchos problemas con su madre. "Con mi madre chocaba bastante, no entendía ciertos comportamientos agresivos, no me daba cuenta de que siempre tenía una copa de vino en la mano. Había un problema de alcoholismo", explicó. 

"Desde los dos años estuve con papá Juan, que era mi padrastro. Él venía cansado de tanto trabajar y me levantaban porque mi madre tenía que decirle a papá Juan todo lo que había hecho yo mal. Cambió mucho, pero en esa época era muy estricto", confesó. Brenda se escapó varias veces de casa e incluso acabó en comisaría. Con tan solo 15 años tuvo que ponerse a trabajar para pagarse los libros del colegio y parte de las facturas de casa.

A los 19 años, la concursante se independizó y se marchó de su casa con lo puesto. Tras un año sin hablarse con su madre recibió una llamada que le comunicó la peor de las noticias: su madre había muerto. Poco después pasó lo mismo con papá Juan. "Yo pensé que me iba detrás de él porque ya no podía más", relató entre lágrimas. Pero todavía había mucho más: Brenda se quedó embarazada de su primera hija y sufrió acoso laboral. Además, se separó del padre de sus hijos, con el que sigue viviendo por problemas económicos.