| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Fosky, exchófer de Isabel Pantoja
Fosky, exchófer de Isabel Pantoja

Fosky recibe el alta después de estar al borde de la muerte por la Covid

El exchófer de Isabel Pantoja, que fue ingresado el pasado mes de marzo, por fin está recuperado. Tras su salida se ha mostrado emocionado y con ganas de hacer realidad sus proyectos.

| Kike Calleja Chismógrafo

 

 

Fosky está de enhorabuena. Después de pasar un mes ingresado en el Hospital Clinic de Barcelona por fin ha recibido el alta. Fue el pasado mes de abril cuando la noticia la comunicó, en exclusiva, el programa Sálvame: "Fosky lleva una semana ingresado en estado muy grave en el Hospital de Vic".

Días más tarde, debido a su gravedad, el exchófer de Isabel Pantoja era trasladado a otro hospital de la ciudad condal donde le han salvado la vida. Emocionado y con ganas de hacer realidad sus nuevos proyectos profesionales, así me lo encuentro al otro lado del teléfono: "Estoy tranquilo en casa de mi hermana recuperándome después de que me dieran el alta hace unos días. Volveré a Perú a finales de mes porque tengo varias revisiones médicas aquí. Estoy mucho mejor después de todo lo que he pasado".

Me dieron 72 horas de vida porque tuve una hemorragia que no paraba

Pero, ¿cómo recuerda Fosky este mal momento que ha atravesado al contagiarse por Covid? "Me dieron 72 horas de vida porque tuve una hemorragia que no paraba. Incluso le hablaron a mi hermana de como repatriar mi cuerpo. Gracias a Dios salí adelante. Recuerdo que entré caminando al hospital para que me hicieran una placa y terminé intubado porque el bicho me estaba comiendo los pulmones. Cuando me dijeron eso me di cuenta que la cosa era de vida o muerte porque ya no sentía ni la voz. He tenido pánico. Cuando me pusieron las máquinas le preguntaron a mi hermana si yo consumía sustancias o algo porque no reaccionaba a la máquina ni al tratamiento. Lo he pasado muy mal y pensé que no salía de esta", relata muy emocionado el exchófer de Isabel Pantoja.

Con el cariño de sus hermanas que han estado pendientes las veinticuatro horas de su hermano y con la esperanza de su madre, que ansiaba recibir buenas noticias desde el otro lado del charco, Fosky recuerda cómo fue el momento en el que despertó después de haber pasado días muy críticos en la UCI del hospital: "Tardé tres días en despertarme. Como estaba con el sedante decían que hablaba con mi madre y con mis hermanas. Yo no veía a nadie, solo escuchaba voces. Al abrir los ojos al tercer día me puse a llorar y estaba depresivo porque no sentía las piernas y pensaba que me las habían cortado. He perdido 30 kilos. A raíz de esta experiencia voy a valorar más la vida y mi familia porque he vuelto a nacer. Gracias a Dios me ha pasado en España porque si esto me pasa en mi país no lo hubiera contado".  

Fosky, exchófer de Isabel Pantoja

A pesar de los duros momentos que ha vivido, Fosky no se olvida de todas las personas que se han preocupado por su evolución: "He recibido llamadas de mi familia y amigos que viven en el extranjero. También sé que Julián Muñoz se ha preocupado por mí. Pepi Valladares no tiene mi teléfono ni tiene el de mis hermanas", explica Fosky.

Aunque está a punto de volver a Perú, Fosky siempre ha estado muy pendiente de la actualidad de la familia Pantoja. ¿Qué piensa de las últimas imágenes de Isabel Pantoja acudiendo al juzgado a declarar junto a su hermano Agustín? "Isabel lo único que tiene es a su hermano. Siempre he dicho que esta persona es la sombra de ella y lo único que le queda es estar a su lado. Isabel me ha llegado a decir que le aguantaría hasta que su madre muriera", sentencia Fosky.