| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sara Carbonero
Sara Carbonero

Sara Carbonero, molesta por un asunto relacionado con Kiki Morente

La periodista ha disfrutado de unos días de vacaciones junto a sus hijos en Oporto y ha tenido que hacer frente a unas afirmaciones que parece que no le han gustado nada.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Iker Casillas y Sara Carbonero son sin duda los grandes personajes de este verano, pero por motivos bien distintos. Ella ha sido la gran protagonista de la noticia sin duda más deseada pero la más sorpresiva, su relación de amistad con Kiki Morente, hijo del inigualable Enrique y hermano de Estrella Morente.

La noticia que sacaba en portada la revista Semana, ha revolucionado el mundo del corazón y la apacible vida del joven cantautor. Kiki ha visto como de repente en las puertas de sus actuaciones o de su barrio se le hace guardia casi permanente y se tiene que enfrentar a las preguntas de los reporteros de calle que buscan una confirmación que vaya más allá de que efectivamente, Sara y él se conocen y que comparten círculo de amistad. Pero eso de momento aún no se ha producido ni por boca de él, ni por boca de ella.

Lo de Sara es evidente. Desde que se separó oficialmente de Iker, la joven comparte en sus redes, cada vez más ratos de ocio con sus amigas y siempre se la ve sonriente e inmensamente feliz. Y eso a los que apreciamos a la periodista, nos gusta y mucho. Sin embargo, Sara celosa de su intimidad y de todo aquello que pueda afectar a su vida más privada no esta dispuesta a callar ante todas las informaciones que se han comenzado a verter desde que se hiciera pública su amistad con el artista.

 

A la periodista le habría molestado y mucho que se afirmara que durante sus vacaciones en Oporto en las que ha disfrutado en soledad de sus hijos y de sus amistades, se asegurara que Kiki la habría acompañado. Una información que ha molestado sobremanera a la periodista que no quiere que sus hijos se vean mezclados en este tipo de informaciones y sobre todo porque "no es cierto. Ella ha estado sola en Oporto y el chico no ha estado allí". Así nos lo aseguran fuentes próximas a Sara.

La joven entiende el trabajo de los compañeros que cubrimos este tipo de informaciones, no le molesta, nunca ha tenido altercados con nosotros y siempre ha respetado el trabajo de sus compañeros de profesión, pero eso no es óbice para que ciertas informaciones "falsas se den por buenas". Lo cierto y lo que todos pudimos ver en la revista Semana es que Sara conoce a la familia de Kiki y mantiene una buena relación con la madre, hermanas e incluso la abuela del artista. Lo demás está por ver y sólo el tiempo nos desvelará como avanza esta nueva relación de amistad.

Iker es noticia porque ha trascendido que habría interpuesto una demanda contra el colaborador José Antonio Avilés

Lo de Iker es otro cantar. El deportista ha estado disfrutando de su nueva soltería junto a un grupo de amigos en México, una escapada en la que el portero de la selección ha dado buena cuenta con fotos espectaculares y actitud absolutamente relajado. Sin embargo, lejos de este descanso estival, Iker es noticia porque ha trascendido que habría interpuesto una demanda contra el colaborador José Antonio Avilés al que identifica como el artífice intelectual de una noticia falsa que a su parecer atenta al honor e intimidad del portero.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas)

Los hechos demandables hacen referencia a una noticia en la que se informaba de una relación entre Iker Casillas con una joven cordobesa. Amistad, por cierto, que confirmó el propio abogado de la joven quien quiso intervenir a las pocas horas de trascender esos datos en un programa de televisión, reconociendo que entre ambos sí que habría una amistad y que sí se conocían. Pero una cosa es una amistad y otra muy distinta es que haya una relación sentimental, algo que nunca se dijo, ni se confirmó por los medios que se hicieron eco de dicha información.

 

La demanda habría sido presentada a finales del mes pasado en Pozuelo, está por ver cómo se va a desarrollar y los abogados ya anuncian nuevas demandas contra todos aquellos testimonios que han hablado públicamente de las supuestas relaciones del jugador como el motivo real, de su ruptura con Sara. Testimonios por cierto en los que no se ha aportado prueba alguna al respecto.

De momento y lo que sí se puede confirmar es que la vida de Iker y Sara trascurre desde hace meses por caminos bien diferenciados, pero que, por encima de su fracaso como pareja sentimental, ambos son conscientes de que han formado una bonita familia a la que piensan proteger y que son el punto de unión eterno de los dos jóvenes.