| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Fran Rivera más sincero que nunca en lo nuevo de Telemadrid.
Fran Rivera más sincero que nunca en lo nuevo de Telemadrid.

Anne Igartiburu pone en la mesa la cara desconocida de Fran Rivera: sin filtro

El torero tiene acostumbrados a los españoles a una faceta suya alejada de la que ahora la presentadora de TVE ha sacado a la luz. Parece que con mujeres como ella no hay quien se resista.

| Redacción Chismógrafo

Fran Rivera estuvo este jueves en el primer programa 10 momentos de mi vida de Telemadrid charlando con Anne Igartiburu y haciendo un viaje por todos los años pasados de los todo el mundo fue testigo  por la trascendencia familiar del torero. Lo cierto es que el diestro ofreció entrevista de lo más cariñosa, pero sobre todo entretenida.

Entre todo lo que recordó Fran, llamó especialmente la atención cómo habló de su hija Cayetana, con la que mantiene una extraordinaria relación.

La boda de Fran Rivera con Eugenia Martínez de Irujo

En cuanto a cómo recuerda su enlace matrimonial con Eugenia Martínez de Irujo, confesó que: "Fue brutal, lo vivimos muy bonito, el recibir el cariño de tanta gente, la boda fue divertidísima", eso sí, admitió que fue demasiado para lo jóvenes que eran: "Nos sobrecogió todo, fue demasiado, una boda de 1.500 invitados, pero conseguimos que hubiera un ambiente de amigos. Los recuerdos son muy bonitos".

En este aspecto, el torero desveló que Carmina Ordóñez sabía que el matrimonio no iba a llegar a buen puerto: "Mi madre sabía que éramos muy jóvenes, que era un poquito precipitado, que no estábamos ninguno o yo preparados para eso, una vida por vivir todavía. Ella lo sabía y era consciente absolutamente".

Tanto es así que la Divina no dudó en aconsejar a su hijo que se marchara la noche antes (anécdota que contó entre risas): "La noche antes me cogió y me dijo esto no va a funcionar, coge a tus amigos, iros y no te cases porque no va a funcionar", y es que su madre estuvo muy presente en toda la entrevista por ser un mujer que marcó de manera decisiva la vida de su hijo.

Fran Rivera y su hija Cayetana

Tras la boda, Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo se convirtieron en padres de su primera hija en común y eso es lo mejor que le ha dado a ambos: "Yo me quedo con lo bueno, sobre todo que tenemos una niña maravillosa". Una joven de la que se aborda poquito en la prensa del corazón por su delicadeza y discreción ante los medios, pero que tiene enamorados a todos sus familiares.

La sorpresa de la noche llegó con un vídeo de Cayetana, en el que decía lo que le gusta montar a caballo con él, aunque ahora tenga menos tiempo para bajar al sur y disfrutar de esos paseos con su padre de los que se acuerda de cuando se quedaba dormida en su pecho cuando era niña. El vídeo terminaba con un emotivo: "Te quiero mucho, mucho papá".

El torero, que se mostró muy emocionado, admitió que: "Cayetana y yo tenemos un vínculo muy especial, momentos muy duros míos los he vivido con ella y me he agarrado a ella, me sacó de esa oscuridad" y destacó lo que se parece a Carmina: "Tiene muchas cosas de su madre, pero es muy Ordóñez, es mi madre, a veces da hasta miedo, tiene unos gestos con el pelo y tiene un don con la gente, que mis amigos me lo dicen".

Comprensivo y sincero con su hermano Kiko Rivera

Fran Rivera también habló de la relación con su hermano Kiko al que tiene mucho cariño a pesar de no tener una relación diaria: "Mi hermano el pobre cuando murió mi padre era muy chiquitito, somos muy distintos, pero nos unen cosas evidentemente y la sangre está ahí. Tenemos vidas muy distintas, pero cuando nos necesitamos estamos".

El torero habló con total sinceridad y reconoció que no es la misma relación que con Cayetano, pero aún así está pendiente de él: "El roce da el cariño y nosotros hemos estado mucho tiempo separados y luego cosas que nos han separado incluso viéndonos, pero mi padre está arriba y desde ahí me dice échale un ojo a tu hermano".

"Es un tío que tiene mucho mérito, buena gente, está labrando su camino como cada uno intentamos y hacemos lo posible", confesó Fran que además le mostró su apoyo ahora que ha protagonizado muchas entrevistas hablando sin pelos en la lengua sobre su familia: "A ver, es que yo creo que si mi hermano, si mi madre o mi padre se han portado mal, se han portado mal. Parece que hay cosas que no se pueden decir, pero es así. Cada uno en la vida hace lo que puede".

La peor enemiga de Fran Rivera: Isabel Pantoja

Todo el que conozca a Fran Rivera sabe la historia de las pertenencias de Paquirri que se quedó Isabel Pantoja y que no devolvió a sus hijos... por eso, esta noche se volvió a tratar este tema, aunque muy por encima: "Si esta mujer no se hubiese casado con mi padre no hubiese sido quien es, estoy seguro".

El torero confesó a Igartiburu que no hay posibilidad de conseguir esas pertenencias: "Lo que no tengo es posibilidad porque ha preescrito, judicialmente es imposible y la vía que hay... no voy a llevar a mi hermano a un juzgado porque... no, a estas alturas no. Lo que sí, que se sepa quién es cada uno. Alguien que priva a unos niños pequeños de recuerdos de valor de su padre, se regodee y se reafirme...".

Y es que Fran dejó claro que ese tema le dolió mucho a Carmina y es algo que no olvida: "Para nosotros una montera, una espada, tiene mucha representatividad. A mi me hubiese gustado tener algo en mis inicios, a mi madre le hizo mucho daño no poder conseguir nada para nosotros".

El hijo de Paquirri también detalló que le ha llegado información de que el estado de esos objetos es crítico, dejando claro que no entiende cómo Isabel Pantoja solo los quiere para hacerles daño: "Lo peor de todo es que no los han cuidado, lo sé porque me lo ha contado mucha gente que lo ha visto. El mayoral que despreciaron y echaron me llamó y me dijo que se estaban comiendo las cosas las ratas y que estaba todo podrido y ella le dijo antes de dárselo a los niños, lo quemo. Para eso hay que ser muy malaje y tener un corazón muy negro".

Con todas estas confesiones el nuevo 10 momentos de mi vida de Anne Igartiburu logró mejorar bastante la media de Telemadrid y en su debut este jueves registró un 5,5% de cuota de pantalla ante 103.000 espectadores, una gran subida con respecto a la semana anterior, en la que Atrápame si puedes le dio a la autonómica madrileña un 2.8% y 56.0000.