| 06 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mar Torres, muy cambiada, se confiesa feliz.
Mar Torres, muy cambiada, se confiesa feliz.

Froilán y la transformación radical de 180 grados de su exnovia Mar Torres

Quién la ha visto y quién la ve. Lo de la influencer ha sido como pasar del día a la noche y puede que el paso del hijo de la Infanta Elena por su existencia haya tenido mucho que ver.

| Redacción Chismógrafo

Mucho se ha especulado con una posible reconciliación entre Froilán y Mar Torres desde el pasado verano. Sin embargo, y aunque muchos daban por hecho que la pareja se había dado una segunda oportunidad y estaban viviendo su amor alejados del foco mediático, la reciente publicación en la revista Hola de unas imágenes del hijo de la Infanta Elena en actitud cómplice con una joven morena han acabado con los rumores de un plumazo.

Coincidiendo con esta nueva y parece que especial amistad de Froilán, Mar reapareció en la fiesta temática de Noche de pijamas que Íñigo Onieva organizó en su Lula Club. Discreta y mucho más tranquila que cuando acaparaba titulares por su relación con el sobrino de Felipe VI, la influencer contó a los reporteros del corazón cómo se encuentra y el cambio radical de 180 grados que ha experimentado en los últimos meses.

Mar Torres confiesa atravesar un momento pleno de su nueva vida

"Estoy muy bien. He pensado mucho, he madurado y estoy muy tranquila. No me arrepiento de nada, pero antes era un poco cabra loca y ahora estoy siendo más madura", confesó, reconociendo que fue "muy complicado", asumir la expectación mediática que creó su historia de amor con Froilán "de repente, de un día para otro".

Sin querer hablar de su ruptura con el hijo de la Infanta Elena, un tema sobre el que nunca se ha pronunciado (al igual que tampoco quiso confirmar su reconcilación el pasado verano) admitió lo feliz que está sin la persecución de las cámaras que sufrió durante su noviazgo: "La verdad es que no echo de menos los micrófonos. Me gusta la vida discreta y vengo a estos eventos porque es mi trabajo, estoy feliz".