| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Braithwaite y Pedri de fondo en el derbi catalán.
Braithwaite y Pedri de fondo en el derbi catalán.

El Espanyol da la campanada al empatar ante el Barça en el derbi más caliente

El Camp Nou vivió un encuentro en el que Mateu Lahoz fue más protagonista que los propios futbolistas enseñando multitud de cartulinas. El árbitro acabó expulsando a un jugador de cada club.

| Alberto Marrero Deportes

Barcelona y Espanyol empataron 1-1 en el Camp Nou en el derbi más caliente de los últimos años... y eso que ya Gerard Piqué no está en la disciplina azulgrana. Marcos Alonso adelantó a los culés y Joselu, de penalti, igualó un partido que se fue calentando con el paso de los minutos y en el que Mateu Lahoz tuvo más protagonismo que los propios futbolistas.

Día 31 y derbi catalán. No había plan mejor para iniciar el día de Nochevieja, aunque el partido entre Barça y Espanyol ya comenzó a calentarse 24 horas antes con la noticia de la cautelar a Lewandowski. La indignación del cuadro periquito era total y no hubo representación institucional en el Camp Nou por esa decisión que permitía al delantero polaco participar en el choque.

Lewandowski era titular en el once de Xavi Hernández y Ansu Fati y Raphinha le acompañaban en el tridente ofensivo. Por detrás, Frenkie de Jong, Gavi y Pedri formaban la medular, estando en defensa Sergi Roberto, Marcos Alonso, Christensen y Jordi Alba. En la portería, el nuevo cuarto capitán del Barça tras la retirada de Piqué: Ter Stegen.

Desde el principio el Barcelona mostró que quería encarrilar lo antes posible el derbi catalán para llegar a las campanadas a tiempo. Antes del minuto 10 Gavi tenía una gran ocasión que desbarataba Álvaro Fernández, pero en el córner llegó el primer golpe de los culés. Balón al área, nada de sacarlo en corto, Lewandowski remata mal, Christensen evita que salga y Marcos Alonso mete la cabeza para abrir la lata.

El ex del Chelsea pudo firmar un doblete con una jugada a la que también subió a rematar. Centro de Jordi Alba y Marcos Alonso ataca al primer palo, pero su remate esta vez se fue fuera. Otro que también puso a prueba y, en ocasiones, en problemas a Álvaro Fernández fue Raphinha. Estuvo muy activo el extremo, pero siempre se topaba con el portero del cuadro blanquiazul.

El Barça dispuso de varios saques de esquina en el primer acto y todos iban al área, pero no lograban hacer el segundo. El derbi comenzó a calentarse y Mateu Lahoz se puso a repartir amarillas a diestro y siniestro. El árbitro valenciano no añadió ni un minuto y se llegó al descanso con un Espanyol que sólo llegó una vez, con un disparo de Melamed que se marchó fuera, y con serios problemas cuando llegaban a la zona de tres cuartos.

El segundo tiempo se vivió un guion parecido al del primero. El Barça dominaba y al Espanyol el costaba, aunque los hombres de Diego Martínez querían tirar algún contragolpe con el que hacer daño, pero no encontraban la forma. Además, se salvaron de milagro tras un cabezazo perfecto de Robert Lewandowski tras un centro de Marcos Alonso, pero el balón se fue rozando el poste.

Xavi comenzó a mover el banquillo y dio entrada a Busquets, Dembélé y Ferran Torres por Gavi, Raphinha y Ansu Fati. Nada más entrar el extremo español dispuso de una ocasión, pero su testarazo se le marchó por línea de fondo. No llegaba con excesivo peligro el equipo local, pero cuando perdonas pueden pasar cosas en la otra área.

Y así fue. Marcos Alonso, que había hecho el primer gol del encuentro, pisó a Joselu dentro del área, descalzándole, incluso, y Mateu Lahoz señaló el punto de cal. El ex del Alavés lo tiró por el centro y consiguió batir a un Ter Stegen que se lanzó a su derecha. En la celebración mandó a callar al Camp Nou mientras todos sus compañeros y el banquillo explotaban de alegría festejando el empate.

Mateu Lahoz, el gran protagonista

Otra vez se calentó el partido y a Mateu Lahoz se le acabó la libreta para apuntar todas las amarillas que sacó en este tramo del encuentro en el que acabó expulsando a Jordi Alba por doble tarjeta. Por delante, 15 minutos con un futbolista menos… si no llega a ser porque el final fue una locura. Minutos después, roja directa a Cabrera por una supuesta agresión a Lewandowski y la segunda amarilla para Vini Souza. El colegiado tuvo que ir a revisar la acción y retiró la expulsión al uruguayo, por lo que había igualdad numérica de nuevo.

Álvaro Fernández volvió a volar para detener un testarazo de Christensen y segundos después paró un mano a mano con Lewandowski. Resistía el Espanyol y sufrió en los nueve minutos de alargue, pero todos los disparos de Dembélé se fueron a las nubes y se certificó el 1-1 final con el que los culés colideran la Liga con el Real Madrid porque el Espanyol adelantó la campanada en el derbi catalán.