| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Las jugadoras de la Selección celebran un gol en la pasada Eurocopa.
Las jugadoras de la Selección celebran un gol en la pasada Eurocopa.

Salen a la luz los motivos del plantón de las jugadoras a la Selección femenina

El diario MARCA publica un decálogo que explica por qué 15 internacionales se plantaron ante Jorge Vilda y renunciaron a volver con el combinado nacional con el actual cuerpo técnico.

| Redacción Deportes Deportes

El pasado jueves, 15 jugadoras, 13 seleccionadas en la última convocatoria, enviaron correos electrónicos a título personal a la Real Federación Española de Fútbol solicitando que no fuesen citadas para la convocatoria de hoy hasta que no se revirtiesen "situaciones que afectan" a su "estado emocional y personal y rendimiento". Por ello, el seleccionador Vilda afronta la difícil situación de salvar la imagen de un combinado nacional tocado en estos dos próximos amistosos como local que tendrá que afrontar la Selección Española femenina. Marca publica hoy los diez motivos que han desatado el terremoto en el equipo español.

 

1. Las jugadoras creen que los entrenamientos que prepara el staff de la selección son monótonos y repetitivos y que en muchos casos no van acompañados de una explicación táctica.

2. Las futbolistas, entendiendo el contexto que viven en sus clubes, creen que el cuerpo técnico es mejorable en diferentes áreas. Existe la sensación de que la RFEF enmascara reubicaciones en lo que ellos llaman refuerzos.

3. Las futbolistas están convencidas de que con el actual seleccionador no se va a conseguir nada y que, después de desperdiciar una oportunidad en la pasada Eurocopa, se está a tiempo de aprovechar la que otorga el Mundial del próximo verano que a su vez es clasificatorio para los Juegos Olímpicos de 2024.

4. Entienden que no hay una preparación adecuada de los partidos y que se deja en ellas el peso a la hora de interpretar el juego, sin dotarlas de herramientas suficientes para hacer frente, sobre todo, a los rivales de entidad. Hay miembros del staff que han reconocido a las jugadoras que no creen en los métodos de Jorge.

5. Dicen que Jorge no empatiza con las jugadoras y eso hace que el mensaje no cale en su discurso y no saque la mejor versión de su equipo. Existe una pérdida absoluta de confianza en el entrenador.

6. Las internacionales sienten que no se respetan los tiempos de las lesiones. Muchas han llegado a los últimos grandes torneos sobrecargadas de minutos -algo que no es sólo culpa de la selección, sino también de los clubes- y arrastrando problemas musculares.

7. Muchas de las jugadoras presentes en la selección saben lo que es saborear el éxito profesional. Las hay quienes han sido campeonas de Europa con el Barcelona, con el que han jugado otras dos finales de Champions y levantado numerosos títulos a nivel nacional, pero también las hay que saben lo que es ganar Campeonatos de Europa y del mundo en categorías inferiores enfrentándose a potencias que ahora parecen inalcanzables.

8. Vilda convivió con su predecesor en el cargo (Ignacio Quereda) durante cinco años y aseguran las jugadoras que heredó ciertos comportamientos más propios de otras épocas u otras edades.

9. Las jugadoras tienen la percepción de que la apuesta de la RFEF por el fútbol femenino es artificial y que ocupan un lugar residual en su estructura.

10. Las futbolistas en cuestión [Sandra Paños, Lola Gallardo, Ainhoa Vicente Moraza, Andrea Pereira, Laia Aleixandri, Mapi León, Leila Ouahabi, Ona Batlle, Patri Guijarro, Lucía García, Mariona Caldentey, Aitana Bonmatí, Claudia Pina, Nerea Eizagirre y Amaiur Sarriegi] no están solas. Cuenta con el apoyo de las capitanas Alexia Putellas -a pesar de la insistencia de la RFEF en desmarcarla-, Irene Paredes ("Hay que decir las cosas, aunque no sean agradables, para que cambien", declaró en su día) y Jenni Hermoso, que publicó un post mostrando su posicionamiento a favor del contenido del escrito y en contra de las formas.