| 13 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Unai Bustinza, a la conclusión del encuentro que supuso el descenso del Leganés.
Unai Bustinza, a la conclusión del encuentro que supuso el descenso del Leganés.

El minuto y medio más emotivo del final de Liga lo dejó Bustinza, del Leganés

Unai Bustinza, el capitán del descendido Leganés, lanzó un emocionantísimo discurso a la conclusión del encuentro recordando a todas las personas que han sufrido por el coronavirus.

| Agustín Díaz Deportes

El modesto Leganés ya es equipo de Segunda División. Lo que hace un mes parecía una apuesta segura, se consumó en el último momento ya que hasta el final el bravísimo equipo del sur de Madrid pudo permanecer en la Liga Santander. Solo les faltó un gol para mantenerse y mandar al Celta a Segunda División. 

Y bien pudo haber llegado en la última jugada del encuentro ante el Real Madrid, cuando Óscar Rodríguez mandó fuera un disparo claro que podría haber supuesto una permanencia. O diez minutos antes, cuando el árbitro del VAR no indicó al del terreno de juego que fuera a ver al monitor una de esas manos que en la vida han sido penaltis, pero que en la actual Liga han sido decretadas como tal. 

Concluyó el encuentro con empate, 2-2, ante el campeón, el Real Madrid, y el capitán del Leganés, el bilbaíno de 28 años Unai Bustinza, lanzó, en los micrófonos de Movistar, el discurso más emocionante de este final de Liga y, probablemente, de toda la temporada. 

Con los ojos encharcados en lágrimas y serias dificultades para seguir hablando, al defensa del club pepinero le faltó tiempo para hacer una emocionate comparación entre lo que acababa de suceder sobre el césped de Butarque y lo que tantos ciudadanos han sufrido, y siguen haciéndolo, por el maldito coronavirus. 

"Hay gente que está jodida en el hospital y la situación del país es mala, pero si vale como ejemplo lo que hemos hecho... mantenernos vivos hasta el final, luchar, no bajar la cabeza. Es un orgullo llegar así hasta el final. Si el fútbol puede valer para algo, que sea como lección de eso, que nadie se rinda, aunque el resultado no es el esperado, la sensación y el sacrificio merecen la pena", aseguró Unai Bustinza. 

Un auténtico manifiesto que sirve para acercar el fútbol, la mayor industria de entretenimiento del país y sustento económico de miles de personas, a la situación cotidiana que han sufrido muchísimos españoles, entre los cuales, seguro que había, y hay grandes seguidores del deporte rey. Más rey que nunca con ejemplos como el del capitán del Leganés.