| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Nadia Calviño y Pedro Sánchez
Nadia Calviño y Pedro Sánchez

La inflación devora 30.000 millones de la capacidad de compra de los españoles

La subida imparable de los precios ha desactivado el poder adquisitivo de buena parte de la sociedad, pese a haber aumentado el ahorro con la ‘congelación’ de las rentas durante la pandemia.

| Manuel Villa Economía

 

Se habían confiado muchas esperanzas en el ahorro y las ‘rentas congeladas’ durante la pandemia para propiciar un gran rebote en el consumo y la consiguiente reactivación de la economía. Pero una subida de precios tan galopante y desproporcionada como la experimentada en los últimos meses está arruinando todas las previsiones del equipo económico del Gobierno de Pedro Sánchez, viéndose limitada de manera brutal el poder de compra de los españoles.

De acuerdo con los datos del INE, el IPC hasta noviembre acumulado es del 5,5% y el medio del 2,5%. Esto representa que el ahorro de los españoles y las rentas percibidas perderán en su conjunto 30.000 millones de euros en poder de compra debido a esta alza inflacionaria. Otro dato adverso más para arrancar un 2022 pleno de incertidumbres.

El motivo tras esta pérdida de poder adquisitivo se encuentra, además de en la inflación, en el nivel salarial. Al subir los precios, pero no los salarios, o no al compás, da lugar a esta drástica reducción en el poder de compra. De hecho, los asalariados que rigen su salario por convenio colectivo han pactado un alza media de los sueldos del 1,49%, muy por debajo de los niveles del IPC. En el caso de los empleados públicos, la subida salarial es del 2%, por lo que verán menos mermado su poder de compra.

 

Por consiguiente, esta diferencia entre el incremento de los precios y los salarios, hacen que los trabajadores españoles vean como su nivel adquisitivo se haya visto recortado en los citados 30.000 millones de euros en 2021.

Como parte de los gastos comunes, la electricidad y los alimentos han visto un alza considerable en su precio. La factura de la luz se ha incrementado más de un 62% en los hogares españoles y la cesta de la compra se ha visto encarecida un 3,3% con productos como la carne subiendo más del 15% para el conjunto del año.