| 23 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jaume Asens
Jaume Asens

El diputado que defiende los insultos al Rey fue abogado del asesino Lanza

Jaume Asens encabeza la ofensiva contra don Felipe con un largo currículo de ayudas y colaboración con criminales y fundamentalistas y un idilio con la polémica Leticia Dolera.

| Javier Rodríguez España

 

Jaume Asens es el diputado de En Comú Podem que encabeza la escalada parlamentaria que va a lograr que se despenalicen, con el respaldo del PSOE, las ofensas al Rey, a las instituciones del Estado y a los sentimientos religiosos y que, por ejemplo, las amenazas del rapero Pablo Hasel a la Guardia Civil o a políticos con nombre y apellidos dejen de tener consecuencias legales.

Con la reforma del Código Penal ya en trámite, tampoco será delito el enaltecimiento del terrorismo, lo que dará barra libre a los homenajes a etarras y otro tipo de actividades vejatorias para las víctimas que, paradójicamente, han merecido incluso las advertencias de la Unión Europea.

 

Asens se sale así con la suya, pero a nadie le sorprenderá su empeño en extender cheques en blanco a los exaltados si repasa un currículo marcado por su alineamiento con algunas de las peores posiciones.

El defensor del asesino Lanza

Fue él, en su calidad de abogado, quien se encargó en el inicio de la defensa del criminal Rodrigo Lanza, juzgado primero por dejar parapléjico a un guardia urbano de Barcelona y, después, por asesinar en Zaragoza a Víctor Laínez, pateado por utilizar unos tirantes con la bandera española.

Para Asens, sin embargo, Lanza era un encomiable activista y fue víctima de la represión policial en los hechos que provocaron su primera condena, hasta el punto de que el Ayuntamiento de Barcelona, en el que él llegó a ser teniente de alcalde, apoyó un documental titulado "Ciudad muerta" que presentaba al agresor como un represaliado por el sistema.

 

Ese poso aparece ahora en su liderazgo en la reforma penal, defendida con argumentos tan llamativos como que la actual legislación es una "rémora franquista" y que las novedades "blindarán derechos fundamentales", como la libertad "artística" en la que incluye la violencia verbal del rapero Pablo Hasel.

Jaume Asens procede de una familia adinerada de la parte noble de Barcelona, estudió en colegios concertados y veraneó en Mallorca durante años, de donde procede su madre, y allí fue frecuente verle recibir clases de vela o de tenis.

Reciclado a político como mano derecha de Ada Colau, la crónica rosa le ha emparejado además con la actriz Leticia Dolera, icono del feminismo más contundente y protagonista de una polémica tras conocerse que despidió a otra actriz por estar embarazada cuando ya le había adjudicado un papel en una serie.

Defensor de fundamentalistas

La polémica trayectoria de Asens también incluyó la defensa del "instructor" del imán de Ripoll, autor intelectual de los atentados de Las Ramblas en Barcelona. Su maestro fue otro fundamentalista que, tras ser condenado a prisión por la Audiencia Nacional al considerársele el guía de los cabecillas espirituales del radicalismo, consiguió en el Supremo la anulación de la sentencia. Todo ese expediente lo llevó quien hoy está a punto de lograr que injurias al Rey no tenga sanción legal alguna.