| 15 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Laura Borrás, presidenta del Parlamento de Cataluña.
Laura Borrás, presidenta del Parlamento de Cataluña.

Escándalo en el Parlament: el caso que desenmascara a Mas, Puigdemont y Torra

El independentismo se ha vuelto a ver salpicado en las últimas horas por otra polémica con dinero público de por medio. Funcionarios afines premiados con un escandaloso trato de favor.

| M.B España

Se trata al parecer de una "tradición" en el Parlamento de Cataluña tolerada por los sucesivos presidentes de Junts o Esquerra. El escándalo de los funcionarios de la Cámara catalana que han percibido sus sueldos -algunos cercanos a los 10.000 euros al mes- sin acudir a sus puestos de trabajo en virtud de una llamada licencia de edad consentida al menos durante las etapas de Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra. El caso se ha destapado este lunes y ha provocado reacciones de todos los grupos parlamentarios.

La númeto dos y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha afirmado este lunes que su formación no conocía que en el Parlament hay funcionarios que cobran sin trabajar bajo esa citada 'licencia por edad' y ha defendido hacer "una revisión a fondo de este sistema".

Lo ha dicho en rueda de prensa, tras la información del diario Ara de que hay hasta 21 trabajadores que se han acogido a un régimen que, bajo el nombre de 'licencia por edad', pueden cobrar sueldos sin trabajar, lo que supone una partida de 1,7 millones de euros al año.

 

Vilalta ha sostenido que, pese a que Esquerra ha presidido el Parlament en varias legislaturas, quedaron "muy sorprendidos" cuando conocieron esta información y que no comparten este régimen de sueldos.

Este régimen se aprobó cuando el presidente del Parlament era el republicano Ernest Benach, y los republicanos han liderado la institución también en las dos últimas legislaturas: con Carme Forcadell entre 2015 y 2017, y con Roger Torrent entre 2018 y 2021. Sin embargo, Vilalta ha asegurado que ERC conoció esta situación cuando se ha publicado la información y ha expresado que están en contra porque suponen unas "cifras desorbitadas" para las arcas públicas.

Por su parte, el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha anunciado que exigirá a la actual presidenta de la Cámara, Laura Borràs, que aporte la documentación "que demuestre que realmente ha corregido la anomalía" de que haya funcionarios que cobran sin trabajar.

Para Fernández, este caso es un "auténtico escándalo" y tilda de insuficientes las medidas que Borràs ha explicado que ya ha aplicado para corregir esta situación. "Hemos escuchado a Borràs decir que había introducido medidas para corregirlo, pero nos parecen explicaciones totalmente insuficientes, que no contradicen el hecho de que hayan cobrado esas cantidades", ha criticado.

Este mismo lunes, en una entrevista de TV3, Borràs ha asegurado que cuando tuvo que firmar las primeras nóminas tras acceder al cargo observó que había sueldos de personas que no estaban en ejercicio en el Parlament, así como otras cuestiones que tienen que ver con la cuestión retributiva, como el del los trienios, y que se puso a trabajar para "modificar el estado de las cosas".