| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Los "nubarrones" de Vox: el caso Olona y el nuevo frente que preocupa a Abascal

La "semana horribilis" del partido verde puede culminar con un balón de oxígeno gracias a sus socios italianos. Pero en la dirección de la formación crece el reto del examen decisivo de 2023

| Javier Ruiz de Vergara España

La cúpula de Vox había previsto que esta semana fuera la de su relanzamiento, con la euforia que supuestamente iba a desatar el anunciado triunfo de Giorgia Meloni este domingo en Italia con la histórica victoria de Hermanos de Italia, el partido socio de los de Santiago Abascal.

 

Sin embargo, los militantes y simpatizantes de la formación verde cierran este viernes una semana de desazón y perplejidad ante la traumática ruptura con Macarena Olona, uno de los iconos de las bases de Vox; y con un nuevo lío en torno al vicepresidente de Castilla y León, Juan García Gallardo, además del unánime desinfle en las encuestas.

Dirigentes de Vox a ESdiario: “Macarena va camino de convertirse en un juguete roto”.

Y también con la sensación generalizada de que Alberto Núñez Feijóo, con sus propuestas alternativas a Sánchez y su ofensiva en política fiscal desde sus comunidades autónomas, comienza a recomponer cada día que pasa un poco más la unidad del centroderecha.

 

La noche tras el escrutinio de las elecciones andaluces: el punto de inflexión en los planes de Vox.

 

Varios dirigentes de Vox próximos a Abascal consultados por ESdiario reconocen que la crisis con Olona “se ha gestionado de la peor manera posible”. “Tal vez hemos pagado la novatada pero ella no ha dejado otra salida a la dirección aireando en público los trapos sucios”.

Y a la pregunta de si teme la cúpula una escision, las fuentes consultadas lo ven improbable. “Macarena va camino de convertirse en un juguete roto”.

El problema de las listas

La dirección de Abascal no quiere perder ni un minuto más en este asunto porque tiene otras preocupaciones y prioridades mucho más urgentes. En concreto, acelerar una implantación territorial que garantice la elaboración de listas electorales con cierta solvencia para las municipales de mayo.

 

Giorgia Meloni y Santiago Abascal. El hermanamiento que puede dar un impulso a Vox este fin de semana.

 

Y están encendidas todas las alarmas, porque ese objetivo tal como está diseñado por los estrategas de Vox está muy lejos de lograrse. Es decir, el partido está encontrando notables dificultades para encontrar cabezas de listas con ciertas garantías.

 

 

Y es que como le sucedió antes a Podemos y Ciudadanos, la vieja política -PSOE y PP- sigue gozando en el ámbito territorial de buena salud. La que da ser formaciones diseñadas “de abajo a arriba”.

Así que haciendo de la necesidad virtud, Abascal ha diseñado un calendario para el relanzamiento de sus siglas con el objetivo de configurar el Vox 3.O con vistas a la doble cita electoral de 2023. Primera parada, su segunda gran concentración en Madrid.

Será este mes de octubre y servirá para que la cúpula del partido tome la temperatura a sus bases y teste su fidelidad ante una campaña que va a girar irremediablemente alrededor de la estrategia del voto útil para pasar página del sanchismo.