| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carolina Darias, ministra de Sanidad
Carolina Darias, ministra de Sanidad

Sanidad baraja imponer el toque de queda días después de presumir de victoria

El Gobierno intenta que el coste lo asuman las Comunidades Autónomas, pero sus técnicos del Ministerio ya aconsejan volver a las restricciones nocturnas.

| Andrea Jiménez España

Sánchez quería la foto del anuncio del fin de las mascarillas y la tuvo precisamente en Cataluña. Un anuncio que muchos expertos consideraron que era demasiado pronto y que enfadó a las comunidades por hacerlo de forma unilateral. Pero ahora ha ocurrido lo que muchos vaticinaban, el virus vuelve a correr como la pólvora, sobre todo entre los más jóvenes y Sanidad ya se plantea el cierre del ocio nocturno e incluso un nuevo toque de queda.

Solo 12 días después del fin de las mascarillas y de los cánticos de victoria de Sánchez similares a los de hace un año; la quinta ola ya parece un hecho incontestable por lo que los expertos de la Ponencia de Alertas del Ministerio de Sanidad han planteado cerrar el ocio nocturno de forma generalizada, una medida que ya han impuesto en Cataluña, y estudiar la posibilidad de aplicar un nuevo toque de queda ante el resurgimiento de casos de contagio de coronavirus.

 Los técnicos de Sanidad consideran necesario tomar medidas "de manera urgente" para frenar la transmisión del virus, para lo cual proponen limitar el horario nocturno en los interiores de aquellos establecimientos en los que no se puedan garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención, según fuentes autonómicas.

La Ponencia de Alertas subraya también la necesidad de valorar la instauración de limitaciones de horario nocturno para la movilidad, es decir, un nuevo toque de queda, tal y como ya pidió Castilla y León.

Además, abogan por suprimir la celebración de los eventos multitudinarios si no se pueden garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención, y señalan que la organización de estos eventos deberá estar sujeta a las recomendaciones incluidas en el documento de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19'.

Moncloa niega un nuevo toque de queda

Sin embargo, pese a la recomendación de los expertos desde el Gobierno se niega la mayor. Iceta primero, y Sánchez después han descartado imponer un nuevo toque de queda. El presidente volvió a repetir lo mismo que hace unos meses, cuando no consideraba necesario volver al estado de alarma, que finalmente impuso durante seis meses. " No es necesario aprobar nada mas que lo que está acordado por el Ministerio de Sanidad con las comunidades", alegando que tienen herramientas suficientes para atajar la expansión.

De nuevo, Sánchez quiere que sean las propias comunidades las que presionen para que se vuelva a instaurar y paguen ellas el coste político de una medida tremendamente impopular. De hecho, a pesar de que así lo requieren los técnicos del Ministerio, no es algo esté contemplado en el orden del día de la reunión del Consejo Interterritorial que se celebra este miércoles. 

La incidencia media en 14 días sigue en ascenso situándose en los 225,35 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 204,16 notificados el lunes

Sin embargo, las comunidades quieren medidas concretas para evitar que la situación se siga descontrolando. Sanidad ha registrado este martes, con datos aportados por las comunidades autónomas, 14.137 nuevos casos de coronavirus, de los que 8.207 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, frente a los 4.317 registrados el lunes.

De esta manera, la incidencia media en 14 días sigue en ascenso situándose en los 225,35 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 204,16 notificados el lunes por el departamento dirigido por Carolina Darias.

Por ello, las comunidades exigen al Gobierno que reaccione, que tome las riendas y establezca nuevas medidas para evitar volver a la situación que ya se vivió el verano pasado y que derivó en un nuevo estado de alarma. Y es que, solo 12 días después del fin de la mascarilla, la situación se ha descontrolado y parece que la vacunación, que el Ejecutivo vende como la solución al fin del virus aún no es suficiente para frenar la enorme ola de contagios.