01 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iñigo Errejón
Iñigo Errejón

Los testigos corroboran la agresión de Errejón y dicen que huyó

Los testigos de la agresión confirman que Errejón propinó una patada al hombre de 67 años la noche del 2 de mayo en Lavapiés. 

| L. S. España

Los testigos que presenciaron la agresión de Iñigo Errejón a un hombre de 67 en plena calle en el barrio de Lavapiés la noche el 2 de mayo han confirmados lo hechos y han contado para 'El Mundo' que el portavoz de Más País les pidió que no llamaran a la Policía.

Si hace unas horas Errejón negaba la mayor "la acusación que se me dirige es falsa", y reconocía haberse topado con un encuentro tenso  “comenzaron a gritar y a insultarme” y por ello no accedió a realizarse la foto que le pedían los viandantes.

El político ha remarcado que le piden fotos frecuentemente, y que casi siempre es con buen ánimo pero otras veces  "no es con buen ánimo, no te las piden por amistad sino por todo lo contrario", como fue en la noche del incidente según el portavoz en el Congreso de Más País.

 

Confirman la versión de la víctima

Los dos testigos que declararon frente a la Policía Nacional han admitido que Iñigo Errejón se escapó en taxi del lugar de la agresión, después de asestar una patada en la barriga a un hombre de 67 años que ha tenido complicaciones en la hernia inguinal que presentaba debido a una operación de colon anterior.

Según las declaraciones de unos de los testigos, él y la victima salían de un bar y se encontraron con el político. "Mi amigo le dijo con énfasis: 'hombreee Íñigo Errejón. ¿Me puedo hacer una foto contigo?" declara ante el diario, a lo que Errejón señalo que no estaba trabajando, ante ese comentario la víctima le comento que 'que sepas que en las redes sociales no te voy a poner bien'.

Fue en ese momento es cuando según los testigo el líder de Más País le propinó una patada en el estómago, entonces los amigos de Errejón comenzaron a armar revuelo y le decían que se fuera de ahí y a ellos mismos que no llamaran a la Policía.

Desviar la atención

“Yo llamé al 091 mientras uno de los acompañantes de Errejón, de raza negra, empezó a montar trifulca y se subió a un taxi”, declara el testigo además de puntualizar que “lo que hizo esta persona pública no puede quedar así”.

Con respecto a la negación por parte de Errejón de los hechos, el declarante señala "que diga que es mentira lo que ha hecho es algo muy patético". "Fue muy violento e iba con los ojos como un dragón. Errejón no puede ir condenando la violencia y luego ir pegando a la gente por ahí" comenta el testigo y además se confiesa votante de izquierdas.

El testigo reconoce que la víctima no se encuentra bien debido a las repercusiones que ha tenido el incidente,  el hombre de 67 años ha tenido que retrasar la sesiones de quimioterapia programadas por una complicación en su hernia.