23 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, este martes en su declaración institucional antes de partir a Ceuta.
Sánchez, este martes en su declaración institucional antes de partir a Ceuta.

Sánchez va a Ceuta y la embajadora de Marruecos se ríe en la cara del Gobierno

Tras 48 horas de absoluta pasividad mientras se gestaba la avalancha, Moncloa despliega una actividad frenética en varios frentes para evitar que el órdago de Marruecos sea incontrolable.

| Javier Ruiz de Vergara España

Hace apenas 24 horas, a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, "no le constaba" que estuviera produciéndose una avalancha de Marruecos contra la frontera ceutí de España. Ni siquiera su departamento, había alertado a Bruselas de la grave amenaza a una frontera que es, en realidad, la frontera sur de la Unión Europea.

Pero un día después, todas las alarmas han saltado en el Palacio de la Moncloa con todos los resortes de la seguridad del Estado activados ya a pleno rendimiento, desde el Ministerio de Defensa -que pilota ya la operación del Ejército sobre el terreno con la Legión y los Regulares-; hasta el CNI, así como el departamento de Seguridad Nacional de la Presidencia del Gobierno que lidera el general Miguel Ángel Ballesteros.

De momento, Mohamed VI ha logrado un triunfo. Ha sacado a Sánchez de su zona de confort -su agenda internacional, el acelerón al calendario de vacunación y la gira con su plan de recuperación bajo el brazo- y le ha obligado a salir del Palacio de La Moncloa y pisar el terreno. Abandonar el marketing de la España 2050 para bajar, literalmente, a la realidad.

Ha sido la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, la que ha dado las claves lo que está sucediendo en Ceuta. "En las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, y se tienen que asumir", ha advertido.

El presidente se ha puesto al frente de la crisis mientras la diplomacia se mueve también en el ámbito europeo. No se descarta que, de forma oficiosa y en virtud de las buenas relaciones entre ambas casas reales, el Rey Felipe protagonice gestiones discretas si así se lo demanda el Ejecutivo.

De momento, Sánchez ha comparecido en el Palacio de la Moncloa para con toda solemnidad leer una declaración institucional. En ella ha anunciado su viaje urgente a Ceuta y Melilla a lo largo de la jornada y ha advertido a Rabat que va a ser "firme" para restablecer el orden en la frontera con Marruecos.

 

Sánchez parte en helicóptero a Ceuta tras comparecer sin preguntas en Moncloa.

 

Sánchez, con los informes de los servicios de Inteligencia sobre la mesa -que alertan de la intención de Mohamed VI de sostener su pulso en el tiempo en represalia por la acogida al líder del Frente Polisario en un hospital de Logroño-, ha tratado de presionar a Marruecos con el papel a jugar por Europa. Lo ha hecho al advertir que la llegada masiva de inmigrantes en Ceuta es una grave crisis para España, pero también para la Unión Europea.

Sánchez ha trasladado a los españoles y a los habitantes de Ceuta que va a ser "firme" para restablecer el orden en las fronteras y para garantizar la seguridad "frente a cualquier desafío o circunstancias".

En este sentido, ha dejado claro que la "integridad" va a ser defendida con todos los medios necesarios y con el respaldo de la Unión Europea. Pero acto seguido a tendido la mano a Mohamed VI al considerar a Marruecos como un país "socio y amigo". "Y ha así debe seguir siendo", ha enfatizado.

 

Efectivos del Ejército, este martes custodiando a decenas de los inmigrantes que han entrado en Ceuta.

 

En apoyo del Gobierno ha salido también el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que ha expresado este martes su "apoyo y solidaridad" con España, al tiempo que se ha unido al aviso lanzado por Bruselas para recordar a Rabat que la frontera de la ciudad autónoma es también una frontera de la Unión Europea.

"La cooperación, la confianza y los compromisos compartidos deben ser los principios de una relación fuerte entre la Unión Europea y Marruecos", ha escrito Michel en una breve declaración difundida a través de su cuenta oficial de Twitter.

Michel, que se encuentra en París para participar en una cumbre internacional para buscar soluciones a la crisis de financiación en África a la que Sánchez ha cancelado su asistencia por la crisis en Ceuta, ha podido conversar por teléfono a lo largo de la mañana directamente con el presidente del Gobierno para hablar de esta situación.