| 28 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
¿Quiere Margallo que Rajoy dé un paso atrás para facilitar los pactos?
¿Quiere Margallo que Rajoy dé un paso atrás para facilitar los pactos?

Ignacio Camacho coloca a Margallo en una operación contra Rajoy

Por más que el líder del PP intenta despejar las dudas en torno a su liderazgo, hay flecos sueltos que disparan directamente a su yugular como candidato. Cada vez lo tiene más complicado.

| ESdiario España

Ya lo dijo el propio Mariano Rajoy hace unos días, que esas cosas "las llevo escuchando desde que llegué", y este lunes volvió a negar que nadie le esté pidiendo dentro del partido que dé un paso atrás para facilitar un gran acuerdo entre el PP, el PSOE y Ciudadanos, pero los rumores siguen activos en los mentideros políticos. Aunque el líder del PP aseguró en RNE que la discusión no es de "nombres" sino de partidos y que lo que quiere Pedro Sánchez es "ser él presidente y lo demás da igual", parece que entre algunos segmentos se sigue barajando la idea de descabalgar a Rajoy del proceso de pactos para llegar a buen puerto...

Más aún, algunos de los defensores de esta idea serían ya no cercanos, sino íntimos del presidente del Gobierno en funciones. Así lo dejó caer este lunes Ignacio Camacho en la tertulia mañanera de Carlos Herrera en COPE donde habló concretamente de un "ministro entusiasmado" con la posibilidad de que Rajoy se quite del medio para facilitar ese gran acuerdo con PSOE y Ciudadanos del que tanto habla el PP para lograr un Gobierno estable y que genere certidumbre en los mercados.

El periodista de ABC no dio nombres, pero sí dos pistas definitivas que dejan lugar a pocas dudas: el ministro en cuestión es amigo personal de Rajoy y tiene el pelo blanco... blanco y en botella, porque no puede ser otra persona que el titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, cuyo nombre por otra parte ha estado durante toda la legislatura ligado a rumores sobre movimientos discretos bajo cuerda. No sería la primera vez que el ministro se comporta como un verso suelto dentro de su partido y, de hecho, su decisión unilateral de aceptar un debate televisivo a dos con el líder rupturista de ERC, Oriol Junqueras, ya levantó ampollas en el Gobierno y en el PP y le valió un sonoro rapapolvo.

Sin ir más lejos, ste jueves Margallo dio una rueda de prensa en la que prácticamente se erigió portavoz del Gobierno para desgranar y concretar el programa de reformas que Rajoy hasta el momento sólo había esbozado y con el que, curiosamente, se supone que el jefe del Gobierno en funciones busca conseguir el apoyo del PSOE y Ciudadanos. 

Muy al contrario de lo que suele hacer Rajoy, que siempre ha trasladado la responsabilidad de proponer los cambios a quienes quieren modificar la Carta Magna (y este lunes volvió a hacerlo en RNE), Margallo llegó incluso a enumerar los ejes de dicha reforma: modernizar la regulacion de las libertades y derechos, acabar con la discriminación de la mujer en la sucesión al trono, reformar el Senado, clarificar el mapa competencial entre la Administración central y las comunidades autónomas y fijar los principios básicos del sistema de financiación...