| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Begoña Gómez.
Pedro Sánchez y Begoña Gómez.

El ICO de Calviño ayuda a ciegas a la gestora de saunas de la familia de Sánchez

El Ministerio de Economía le avala sin conocer su situación y plantilla (cero en 2003) porque no presenta cuentas desde 2011.

| Francisco Mercado Investigación


El 14 de abril de 2021 el ministerio de Asuntos Económicos que dirige Nadia Calviño concede 13.600 euros de ayuda (aval para un crédito) a la empresa históricamente gestora de saunas gay vinculadas a la familia política de Pedro Sánchez, San Bernardo 36 S.L., según detalla un portal estatal (véase ilustración). Su suegro, Sabiniano Gómez Serrano, tuvo estrecha vinculación con dicho negocio y prosiguen en dicha sociedad dos hermanos suyos.

Estas ayudas las adjudica Asuntos Económicos y las gestiona el ICO. Todo fluye bajo los dominios de Calviño. Forman parte del paquete de medidas dictadas por el presidente para combatir la penuria empresarial derivada de la pandemia. Este diario ha intentado sin éxito obtener por teléfono la versión de dos de los hermanos, incluido el suegro de Sánchez. El contacto con la empresa resulta también imposible. Sus teléfonos oficiales publicitados dan fallido.

 

Ficha de la empresa y el sector al que pertenece del suegro de Pedro Sánchez.

 

Si no se devuelven tales avales a su vencimiento, el ICO puede recuperarlos a través de “las garantías obtenidas para tales préstamos”. Pero esto choca con las ayudas a San Bernardo 36 S.L. ¿Cómo pudo conocer el equipo de Calviño la solvencia y garantías de la empresa de la familia del presidente si desde 2011 no presenta cuentas? Y las de 2011 ya están destruidas por vetustas.

¿Cómo pudo saber si era viable la recuperación de las ayudas? ¿Cómo pudo chequear si estaba en quiebra o no, las deudas, la plantilla, la actividad…? Porque hay que recordar que esta empresa no tenía ningún empleado en 2002 y 2003. Ni daba sede social en sus cuentas.

Los requisitos legales para obtener un aval del ICO son los siguientes:
-no estar sujeto a situación concursal o en situación de poderlo exigir sus acreedores.
- no encontrarse en situación de crisis a 31 de 12 de 2019 conforme al Reglamento de la Comisión Nº 651/2018.
-la financiación avalada no se podrá aplicar a la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes.

 

La opacidad de la empresa de los Gómez Serrano impide verificar tales condiciones. De hecho, desde 2015 sufre una amenaza de cierre de su inscripción registral por no presentar cuentas. Y, a fecha de hoy, está suspendida.

Los expertos lo analizan así: “No ha cumplido con su obligación de depósito de cuentas anuales, encontrándose dicha información caducada, lo que significa un comportamiento poco transparente con el mercado”. Sin embargo, las subvenciones concedidas multiplican su capital histórico: 3.000 euros.

Imagen de la concesión por el ICO de un aval a la empresa de la familia de Sánchez.

 

No publica sus cuentas, pero tiene un reguero de cuentas pendientes. Arrastra impagos y ejecuciones con las administraciones públicas desde 2016, según portales especializados. Así, acumula un acta de infracción con la Seguridad Social en Segovia en 2018 más una reclamación del ayuntamiento de Collado Villalba, otra de igual perfil en 2019, una orden de ejecución por la administración local de Segovia en 2021, el mismo año en que Calviño publicitaba sus ayudas a esta empresa perseguida como morosa.

Los analistas le dan mal pronóstico: “la sociedad presenta una mayor probabilidad que las empresas del sector de incumplimiento. Su capacidad máxima de solvencia se sitúa en un tope de 3.000 euros”. Sin embargo, el equipo de Calviño no tuvo empacho en inyectarle cifras que multiplican tal umbral.

Una de las saunas vinculadas con el suegro de Sánchez, en la madrileña calle de Concepción Arenal.

 

Las redes guardan aún anuncios de la vinculación del suegro de Sánchez y sus hermanos con esta red familiar de saunas. “Empresa: SABINIANO GOMEZ SERRANO
 Dirección: CALLE CONCEPCION ARENAL, 4.MADRID. Teléfono: 91532xxx. Empresa: CONRADO GOMEZ SERRANO. Dirección: PASEO LA CASTELLANA, 180. MADRID. Teléfono: 9135xxxx. Empresa: FRANCISCO ENRIQUE GOMEZ SERRANO. Dirección: CALLE LOS MARTIRES DE ALCALA, 4. MADRID. Teléfono: 9155xxx”.

El teléfono proporcionado en internet por el suegro de Sánchez coincide con el registrado por San Bernardo 36 SL., cuya sede era colindante con la sauna Adán, en el portal 38. En otro anuncio ofrece igual teléfono Sabiniano Gómez Serrano referido a San Bernardo 38, sede de la sauna, pero bajo la rúbrica de “gimnasio”. En otro, con igual teléfono, a dicho local lo llama “sauna y baño”.

Figura como accionista único de San Bernardo 36 S.L. desde 2006 Francisco Enrique Gómez Serrano y como apoderado Conrado Gómez Serrano, hermanos del suegro del presidente. Pero Esdiario posee documentos que acreditan que aún en 2010 realizaba gestiones vinculadas con esta red de saunas un hijo del suegro de Sánchez.

El entonces diputado socialista llevaba cuatro años casado con la hermana del gestor histórico de tal negocio: Sabiniano Gómez Serrano, que se presentaba en documentos oficiales como “propietario o representante legal” de una empresa con una sola actividad: sauna.

Esta generosidad del ICO de Calviño con firmas familiares de altos cargos de Moncloa se suma a los avales por valor de 875.000 euros que concedió en 2020 a la empresa Beedigital, cuyo director de marketing es el marido de la vicepresidenta económica.

Tampoco le asustó al ICO que esa sociedad debiera 50 millones de euros, incluido 1,6 millones al estado. Ni que arrastrara bases imponibles negativas por 1.700 millones que le permitían diferir pagos a Hacienda desde 2008. Anticorrupción investiga este escándalo destapado por ESdiario.