| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Calviño, este miércoles en la sesión de control en el Congreso de los Diputados.
Calviño, este miércoles en la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

La firma del esposo de Calviño capta ayudas aunque debe 900.000 euros al Estado

Economía exige estar al corriente de pagos con Hacienda y Seguridad Social para tramitar y recibir sus subvenciones, pero Beedigital debe esa importante cantidad al Estado.

| Francisco Mercado Investigación


La vicepresidenta Nadia Calviño exige a los agentes digitalizadores “estar al corriente de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social” para operar como intermediario y facturar las ayudas del fondo de 3.000 millones de la Unión Europea (Kit Digital) que reparte su ministerio para digitalizar empresas.

Pero la firma que gestiona su esposo, Beedigital, tiene una deuda con Hacienda y Seguridad Social de casi 900.000 euros en los dos últimos ejercicios registrados. Y a esta deuda estatal con el Estado de la empresa cuyo marketing dirige Ignacio Manrique de Lara se suman sus reiterados impuestos diferidos desde 2008 a tenor de bases imponibles negativas por más de 1.780 millones de euros.

 

El detalle de la deuda con las administraciones públicas de la empresa de Beedigital es el siguiente en 2021: 267.000 euros por retenciones de IRPF no abonadas al fisco (algo que puede llegar a ser delictivo, al detraer de una nómina dinero para pagar impuestos y luego no entregarlo a Hacienda); 255.000 euros de impagos de IVA y otros 363.000 euros no abonados a la Seguridad Social. Suponían 884.000 euros impagados.

En 2020, el cuadro deudor con el Estado de esta empresa que debería ser ejemplar para poder ser agente digitalizador era casi idéntico. Totalizaba una deuda de 852.000 euros con las arcas públicas. Y este sinpa fiscal de la empresa que gestiona Ignacio Manrique de Lara como director de marketing discurre en paralelo al mandato de su esposa como vicepresidenta económica.

Merced a los impuestos diferidos por bases negativas desde 2008, entre otros, se produce la paradoja de que la empresa de Beedigital con una facturación de 47 millones en 2020 registra un pago fiscal de apenas 159.000 euros.

Cuca Gamarra, portavoz parlamentaria del PP, resumió así este miércoles la situación de Calviño en el Pleno del Congreso sobre este escándalo destapado por ESdiario hace dos semanas: “Menudo conflicto de intereses tiene usted con los fondos”.

Aplica un millón de euros de bases negativas en el ejercicio. Y así difiere el pago de otros 72.000 euros. Otro tanto hizo el año anterior. Tiene un fondo de armario de casi 2.000 millones de bases imponibles negativas para seguir aplazando el pago de impuestos, como lleva haciendo desde 2008.

Calviño también exige para poder ser agente digitalizador que la empresa no esté en crisis. Más allá de los requisitos legales para juzgar cuándo una firma está en tal situación (desaparición de la mitad de los fondos propios, proceso de insolvencia…) el aroma que destila la empresa de Beedigital no es precisamente de opulencia. Todo lo contrario.

“Si bien la sociedad presenta un fondo de maniobra negativo, los administradores han considerado apropiado preparar las cuentas anuales adjuntas bajo el principio de empresa en funcionamiento puesto que, tras realizar un análisis de las previsiones futuras, han concluido que la sociedad tiene capacidad de obtener flujos de efectivo positivos”.

 

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha llevado la exclusiva de ESdiario sobre la empresa del marido de Calviño a la sesión de control al Gobierno. Pero la vicepresidenta ha dado la callada por respuesta.

 

Por tanto, la firma del esposo de Calviño admite que carece de los recursos necesarios para hacer frente a los pagos a corto plazo, situación en la que muchas empresas optan por declararse insolventes.

En efecto, este año, por ejemplo, debe abonar 15,7 millones por pasivos financieros, mientras espera cobrar apenas 4,7 millones. Y esto ocurre cuando ya redujo su capital en 2019 en 4,5 millones para restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio de la sociedad disminuido por las pérdidas acumuladas (más de seis millones). El capital quedó en 10,7 millones.

Los 47 millones facturados se ven drenados por unos gastos de personal que suman 19,4 millones, gastos de explotación por valor de 18,2 millones, y el pago de servicios exteriores por más de 17 millones. Además, sufrió un deterioro de 7,7 millones de una participación societaria.

Por otro lado, ha tenido que eliminar diversas deducciones fiscales incorrectamente aplicadas en el último ejercicio: una de 446.000 euros, otra de 367.000, otra de 510.000, otra de 322.000, otra de 132.000 y otra de 269.000 euros. Más de dos millones de error fiscal en su favor. El año anterior sumó igual fallo fiscal.

 

Este diario ha solicitado tres veces sin éxito a Beedigital cuándo fue autorizado como agente digitalizador por la administración, es decir, por Red.es, entidad pública adscrita a Asuntos Económicos.

Tampoco el departamento de Calviño permite comprobar quiénes son los designados cómo agentes digitalizadores para gestionar y cobrar sus fondos europeos. Esto impide conocer no sólo quiénes son los agraciados en el manejo como intermediarios de un fondo de 3.000 millones, sino las condiciones en las que han logrado tal carné de agente digitalizador y si cumplen o no con los requisitos diseñados por la propia vicepresidenta primera.

La única respuesta de Red.es reza así: “Aún no está establecido una fecha para la publicación del catálogo de agentes oficiales adheridos, únicamente se les dará respuesta a éstos de la condición o no en un máximo de 6 meses según el Anexo III de las bases”.

Este diario ha solicitado tres veces sin éxito a Beedigital cuándo fue autorizado como agente digitalizador por la administración, es decir, por Red.es, entidad pública adscrita a Asuntos Económicos.

 

Parece que la acusación del PP sobre oscurantismo del Gobierno de Sánchez en el manejo de fondos europeos no es descabellada. Calviño sólo comunica al beneficiario que ha sido agraciado con este título de agente digitalizador que le permitir embolsarse sus fondos europeos del programa Kit Digital, pero no al resto de la población española. Transparencia, cero.

El escándalo irrumpe en la sesión de control

Cuca Gamarra, portavoz parlamentaria del PP, resumió así este miércoles la situación de Calviño en el Pleno del Congreso sobre este escándalo destapado por ESdiario hace dos semanas: “Menudo conflicto de intereses tiene usted con los fondos”.

Y reclamó una vía de reparto más garantista y transparente para evitar que los fondos de la UE “acaben en manos de parientes”, en alusión al esposo de la vicepresidenta.

“La única recuperación robusta, pero injusta, va a ser la de su economía familiar. Ya les contará a los españoles cómo es posible el incremento que se está produciendo, éste sí que se está produciendo, en la empresa en la que trabaja su marido y que, oh, qué casualidad, es agente autorizado en la intermediación de los fondos europeos que dependen del ministerio y de usted”.

También la senadora popular, Salomé Pradas, se ha referido a este asunto en el Senado: