13 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

José Luis López Valenciano *




Últimas noticias de José Luis López Valenciano *

Mirando hacia las estrellas

Aunque deslucidas por el pesimismo que impregna la humanidad en tiempos de pandemia, resulta emocionante el seguimiento de misiones que nos acercan más a las maravillas del universo
"Con un poco de suerte, caerán en la cuenta de la transformación que sufre un cierto tipo de turismo de borrachera"

Los echaremos de menos

La pretensión del Reino Unido se resume en intentar mantener casi todos los beneficios de formar parte del club comunitario, restringiendo el margen de actuación de la UE y sin obligaciones

Entre conspiranoicos anda el juego

Han decidido unilateralmente, después de una "exhaustiva documentación" en canales conspiranoicos de youtube que existe una conspiración global para inyectarnos nanochips con las vacunas
Las críticas de lo políticamente correcto llegan hasta Rowling

Pasarse de frenada

El panorama es, con todo, absolutamente desolador. La espiral de lo políticamente correcto y la autocensura se han adueñado de la esfera pública

El fin de la neutralidad en la red

Se observa una tendencia peligrosa a intentar restringir la libertad de expresión en las redes, actuando sobre las plataformas más que contra los usuarios, para que se autocensuren
La gente desea manifestarse y se las ingenia para hacerlo

Se agota la paciencia

La paciencia de la ciudadanía está al límite y sufren ahora escraches políticos que no hace tanto los defendían cuando les ocurrían a sus adversarios

Un nuevo comienzo

La crisis del Covid-19 es nuestra nueva guerra, y una adecuada respuesta conjunta, nuestro nuevo Plan Marshall

Luz al final del túnel

La reconstrucción será dura y el único consuelo que queda es recordar que no partimos de una situación de devastación bélica; el tejido productivo sigue ahí, así como sus trabajadores
El presidente de EEUU airea teorías conspiratorias

Entre tontos anda el juego

Creía que pocas cosas podían superar a los justicieros de balcón, pero cada vez tengo más claro que el confinamiento saca lo más mezquino del ser humano