| 07 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Juan Carlos I
Juan Carlos I

La Justicia da otro golpe a Garzón en su cruzada contra Juan Carlos I

El Constitucional ha vuelto a acabar con los intentos del líder de Izquierda Unida de sentar el Emérito en el banquillo, aunque la formación ha avisado de que llegará hasta Estrasburgo.

| A. J. Tribunales

La Justicia ha vuelto a golpear a la izquierda más antimonarquica en su cruzada contra el Rey Juan Carlos I, que no ceja en su empeño, pese a los innumerables reveses judiciales de intentar sentar al Emérito en el banquillo.

Ahora, ha sido el Tribunal Constitucional el que ha inadmitido el recurso de amparo interpuesto por Izquierda Unida (IU) contra el archivo de la querella que presentó junto al Partido Comunista de España (PCE) y al Foro de Abogadas y Abogados de Izquierdas (FAIRADE) por presuntos delitos relacionados con el cobro de comisiones ilegales y con ingresos no declarados a Hacienda.

La Sección Primera ha examinado el recurso y ha acordado "no admitirlo a trámite por no apreciar en el mismo la especial trascendencia constitucional que, como condición para su admisión, requiere" la ley del órgano de garantías.

La formación había reclamado al Constitucional que proclamara "la necesidad de asegurar las condiciones para tener una justicia que no solo sea imparcial sino que también lo parezca a la hora de dilucidar sobre investigaciones que afectan al anterior Jefe de Estado".

Y además, pedía  "la retroacción de todas las actuaciones al momento procesal anterior a la violación del derecho fundamental, debiendo la Sala Segunda del Tribunal Supremo acordar la práctica de todos los medios probatorios propuestos en los sucesivos escritos interpuestos" para poder enjuiciar al Emérito.

Sin embargo, el Constitucional ha dado por buenos los argumentos del Alto Tribunal, que rechazó la querella presentada por la izquierda alegando que "con carácter general, una noticia por sí sola, no legitima a ningún accionante popular para convertir el relato periodístico en un relato de hechos punibles desencadenantes del proceso penal". "Los juicios de valor de quien pretende ejercer la acción popular no convierten la noticia en delito", señalaron.

La denuncia presentada por el partido liderado por el ministro de Consumo estaba basada solamente en el "relato periodístico", por lo que para abrir una causa penal "se precisa algo más", según el Supremo

De hecho, el Supremo entendió que la denuncia presentada por el partido liderado por el ministro de Consumo estaba basada solamente en el "relato periodístico", por lo que para abrir una causa penal "se precisa algo más".

Sin embargo, IU y el Partido Comunista no se da por satisfechos y ya han avanzado que tras la negativa del Constitucional acudirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para denunciar la "inacción de la justicia española frente a Juan Carlos de Borbón y la vulneración de derechos fundamentales".

Acudirán a Estrasburgo y cargan contra el Supremo

Ambas formaciones han estimado acudir a Estrasburgo al considerar que no han obtenido ninguna respuesta satisfactoria en un asunto de "gran importancia no solo a nivel político y social, sino por la sensación de impunidad que deja en buena parte de la sociedad por la discriminación en el trato que la justicia muestra a determinadas personas y a su entorno de amistad y de negocios debido a su nombre y al cargo que ocupan".

Además, han aprovechado, de nuevo para cargar contra el Supremo del que han dicho que "ha lesionado el derecho fundamental de la acusación popular a la tutela judicial efectiva, en su vertiente a formular con todas las garantías la acción popular".

Junto a ello, también estudian elevar al TEDH lo que han considerado que son "descalificaciones" por por parte del Supremo en sus diligencias de archivo, lo que, a su juicio, "pone de manifiesto" la "animadversión" del Alto Tribunal "a la hora de referirse a una de las partes del proceso" cuando no se les ha permitido "ejercer con garantías la acción popular, haciendo de éste un proceso viciado y falto de imparcialidad".