20 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Descubre las ventajas de ducharte con agua fría

Aunque te cueste un poco al principio, esta práctica tiene muchos factores positivos para tu salud

Aunque con las bajas temperaturas del invierno el cuerpo nos pida una ducha de agua caliente, lo cierto es que empezar el día bajo el agua fría conlleva numerosas propiedades positivas para nuestro organismo tanto a nivel interno como externo.

De hecho, si lo hacemos a diario, los beneficios no tardan en notarse. Te contamos algunas de sus ventajas para que te decidas a probar esta experiencia.

-Mejora la circulación

Con el agua fría la sangre se mueve hacia todos los órganos para mantenerlos climatizados, mientras que cuando es caliente pasa a la piel para evitar el sobrecalentamiento.

-Mejora tu cutis

El agua caliente elimina las sustancias grasas de la piel dejándola seca y agrietada, mientras que la fría la tonifica y reafirma.

-Mejora el estado de ánimo

Tras una ducha de agua fría te sentirás con más energía y más optimista. Esto ocurre porque el cuerpo se ve obligado a aumentar la demanda de oxígeno y el ritmo cardiaco para compensar la temperatura.

- Estimula el sistema inmune

Gracias a esto se hace más fuerte y nuestro organismo reaccionará mejor contra los virus y las infecciones.

-Tiene un efecto diurético

El agua fría mejora las cualidades depurativas del organismo debido a que las bajas temperaturas tienen un efecto diurético, esto contribuye a evitar la formación de nódulos de grasa.

Comenta esta noticia
Update CMP