15 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Glúteos bonitos sin tener que moverte de casa

Aprovechemos las circunstancias para hacer ejercicio de cara al verano sin ir al gimnasio

Seamos sinceras: presumir de unos glúteos de infarto no es fácil. Las mujeres tendemos a acumular grasa en ellos y a menudo no nos damos cuenta de que los tenemos desatendidos  -¿será porque no nos los vemos?– hasta que empiezan a aparecer la temida celulitis o la desesperante flacidez. 

Si es tu caso, no te desesperes: por suerte los glúteos son músculos (de hecho son los músculos más grandes del cuerpo) y por lo tanto se pueden trabajar, así que aprovecha estos días en los que estamos obligados a quedarnos en casa para empezar. Te aseguramos que si eres constante y los haces a diario, no vas a tardar en notar la mejoría...y solo necesitas 10 minutos al día

 

1- Sentadillas: Son un clásico y su efectividad está más que comprobada. Ya sabes: cuerpo recto, pies unidos, una silla y a sentarse y levantarse sin ayudarse de las manos. Haz cada día cinco series de cinco sentadillas dejando 20 segundos entre una y otra de descanso (¡No vale sentarse!)

 

 

2.- Extensión de cadera: Con los antebrazos en el suelo en paralelo y rodillas apoyadas extiende primero una pierna diez veces y luego la otra.  Este ejercicio es el más completo de los cuatro que te proponemos y tiene distintas variaciones que por sí solas y haciéndolas a diario, tal y como te mostramos en el siguiente vídeo dan un resultado estupendo

 

 

3- Elevación de talones: No necesita mucha explicación. Aunque te cueste creerlo es uno de los mejores ejercicios para levantar nuestros glúteos y endurecerlo. Prueba a hacer cada día tres series de 20 elevaciones.

 

 

4- Arrastre: Siéntate en el suelo con las piernas extendidas y sin apoyar las manos, avanza por la habitación. Da diez "pasos de trasero" hacia delante y otros diez hacia atrás. Con tres series es suficiente para que en pocas semanas empieces a notar que bajas de  volumen.

 

 

5- Contracciones: Este ejercicio es el mejor porque puedes hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar. Aprovecha esos minutos en la oficina delante de la impresora, la cola del autobús o mientras te preparas una ensalada en la cocina para contraer los glúteos mientras cuentas mentalmente hasta cinco. Relajas otros cinco y vuelves a contraer. Te quedarás sorprendida con los resultados.

Comenta esta noticia