19 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La audiencia de Sálvame ha votado y no le importa prescindir de Rafa Mora.
La audiencia de Sálvame ha votado y no le importa prescindir de Rafa Mora.

El público de Sálvame participa en masa en un sondeo para echar a un colaborador

Está claro que algunos de los miembros del equipo del programa de Telecinco caen mejor que otros, pero esta vez a la audiencia soberana no le ha temblado el pulso para cargarse a uno de ello

| Maribel Fernández Chismógrafo

Que hay colaboradores de Sálvame que caen mejor que otros a la audiencia, eso no es ningún secreto. Ni siquiera, nada raro. Que entre ellos están todo el día peleándose y protagonizando broncas que dividen en bandos al público del programa corazonero de Telecinco, tampoco.

Pero ahora que la dirección del formato ha decidido introducir cambios en el equipo parece haberle venido de perlas la útima guerra protagonizada por dos de ellos a cara de perro: Rafa Mora y Anabel Pantoja se las tienen tiesas desde hace tiempo pero en las últimas semanas se han incrementado las hostilidades y Telecinco, que no da puntada sin hilo, lo ha aprovechado de lo lindo.

Vamos que ha puesto en marcha una encuesta para que el público votara a quién de los dos echaría del programa y la audiencia soberana, que se pone el moño donde le da la gana, ha hablado alto y claro.

Tan claro como que la encuesta con más votos de la historia de Sálvame ha dejado a Rafa Mora con un pie fuera del programa en una de sus peores tardes televisivas. 

Hasta un 49% de los espectadores participantes votaron a favor de que se vaya, frente al 35% que quería expulsar a Anabel Pantoja y un minoritario 16% que optaba por la decisión salomónica de evitar que coincidieran en plató (parece ser que al público de Sálvame lo que le gusta es la sangre).

Conclusión, Rafa Mora pasó una tarde este martes en Telecinco para olvidar. Después de escuchar una llamada de su madre, Montse, en la que le defendía a capa y espada, se tuvo que marchar del plató y se puso a llorar, confesándole a Carlota Corredera que, últimamente, no está "tranquilo", tiene "ansiedad" y se ha estado preguntado si el trabajo en la televisión realmente le compensa. Mientras lloraba, sus compañeros de Sálvame miraban el móvil...