| 22 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jorge Javier Vázquez no se corta un pelo con sus compañeras.
Jorge Javier Vázquez no se corta un pelo con sus compañeras.

Jorge Javier abochorna a Patiño y Lydia Lozano por "rácanas" y por no arreglarse

Cuatro horas de programa en directo son muchas para llenar de contenidos y al final al más pintado le sacan los colores a veces incluso precisamente por eso... por su forma de arreglarse.

| C. A. Chismógrafo

Es lo que tiene la confianza, ya se sabe, que da asco. Bueno, eso y que cuatro horas de programa en directo dan para mucho y hay que llenar minutos.

De ahí que en Sálvame pueda pasar de todo y que nadie esté a salvo de que le dejen en evidencia en un momento dado.

Eso es precisamente lo que les pasó este jueves a María Patiño y Lydia Lozano sin comerlo ni beberlo.

Y es que nada más llegar a plató Jorge Javier Vázquez se fijó en Patiño y le asaltaron las dudas: "¿Hoy no te has peinado, no?", le preguntó a bocajarro y en riguroso directo.

Pero ella, lejos de molestarse, le dio la razón de lo más natural: "¿Se me nota? Tengo un problema con el secador, se me ha roto y me electrocuta el pelo".

Excusa que no le valió a Jorge Javier, que no lo entendía y terminó afeando algo a sus compañeras: "Con lo que ganáis ¿Por qué no os pagáis peluqueros y maquilladores en casa?".

Tanto María Patiño como Lydia Lozano reconocieron ser muy "perezosas"

Órdago al que tanto Patiño como otras colaboradoras asentían pero coincidían en un solo motivo: "Por pereza".

Lydia le dio la razón y explicó que le gusta maquillarse mientras escucha la televisión o habla por teléfono. Patiño iba más allá asegurando que tiene demasiadas cosas que hacer por la mañana: se levanta a las 07.30, va al gimnasio, luego pasea a su perrita, da de comer a las chinchillas, arregla la casa…". 

"¡Ni que vivieras en Buckingham!", replicó un divertido y atónito Jorge Javier Vázquez.