| 14 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Vuelco al caso de la agresión homófoba de Malasaña.
Vuelco al caso de la agresión homófoba de Malasaña.

El denunciante de la agresión homófoba en Madrid afirma que fue consentida

La supuesta víctima se derrumba ante la Policía, que había encontrado múltiples contradicciones en su testimonio, utilizado por la izquierda para criminalizar a PP y Vox.

| ESdiario España

Otro bola que la izquierda más radical y populista ha hecho rodar en las últimas horas que la dura realidad se ha encargado de detener. El caso de la brutal agresión homófoba a un joven en Malasaña (Madrid) -utilizada por el propio Gobierno, PSOE y Podemos- para criminalizar al PP y Vox, ha sufrido un vuelco radical en su investigación.

El denunciante se ha derrumbado ante la Policía y ha cambiado de versión para reconocer  que dichas agresiones fueron consentidas, según han confirmado fuentes del Ministerio del Interior.

Desde el Ministerio se ha puesto en valor el trabajo de la Policía Nacional, ya que el joven que el domingo denunció la supuesta agresión en el barrio de Malasaña de Madrid "ha decidido rectificar su declaración inicial y ha declarado que las lesiones inicialmente denuncias fueron consentidas".

"Esta declaración se produce sin perjuicio del desarrollo de las investigaciones y del procedimiento judicial", según han apuntado las citadas fuentes.

Aunque el joven inicialmente había denunciado que un grupo de ocho encapuchados le había asaltado en su portal en plena tarde del domingo, que le habían insultado y le habían grabado con un arma blanca la palabra 'maricón' y una cruz invertida en una nalga, ahora ha admitido ante la Policía que no hubo tal ataque ni encapuchados.

En las primeras horas tras la denuncia, los agentes habían tratado de corroborar su testimonio con el visionado de las cámaras de seguridad cercanas y la búsqueda de testigos, pero algo no cuadraba, puesto que no había imágenes de los supuestos encapuchados ni encontraron a nadie que les hubiera visto.

Este miércoles por la mañana se ha llamado de nuevo a la presunta víctima a tomar declaración y, tras un larguísimo interrogatorio, ha confesado que las lesiones fueron consentidas y que se las infligió una persona con la que había mantenido relaciones.