| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Yolanda Díaz
Yolanda Díaz

Yolanda Díaz prepara un cambio 'presionado' en su presentación como candidata

El espacio a la izquierda del PSOE vive un debate abierto sobre si presentarse por separado o unido bajo las siglas de Sumar.

| ESdiario España

Las próximas elecciones generales son una incógnita para la izquierda en general y para Unidas Podemos en particular. Por no saber, el partido no sabe ni bajo qué fórmula o marca se presentará a los comicios, si unido bajo las siglas de Sumar, con Yolanda Díaz como candidata, o por separado de la nave nodriza de Podemos. Hoy, por hoy, a la vicepresidenta le aprieta el calendario.

Díaz se propuso antes del verano una hoja de ruta, unos tiempos, que ahora parecen demasiado lejanos. Su plan era anunciar la candidatura de Sumar en febrero, a la vez que las conclusiones de su "proceso de escucha", pero las presiones de Podemos –con quien mantiene una guerra abierta desde hace meses– y de los territorios le piden más rapidez de la planteada.

 Mientras Sumar insiste en su apuesta por ensanchar el espacio a la izquierda del PSOE y de fomentar la unión de las distintas formaciones de este arco político, desde Podemos mantienen su apuesta por lograr un pacto de coalición y demandan a Yolanda Díaz que demuestre cuanto antes su "voluntad política" de ejercer como candidata. Las dos ramas de la coalición han evidenciado su vocación de contribuir a una candidatura amplia con más fuerzas progresistas para esa cita electoral, pero también evidencian sus tensiones que suscita la reagrupación a la izquierda del PSOE.

Así, los morados reivindican que son los principales garantes de la unidad, que fueron el principal actor que luchó por un Gobierno de coalición con el PSOE y demostraron generosidad, al ostentar dos carteras ministeriales y ceder el resto al resto de representantes de la confluencia (IU, En Comú Podem y Galicia en Común).

Mientras tanto, desde el entorno de Sumar recalcan que el movimiento es "imparable", como repite Díaz en diversas ocasiones, y que van a ser responsables, generosos y no van a caer en ninguna dinámica que perjudique a las opciones de la izquierda para gobernar.

 

En este sentido, han asegurado que no van a poner en peligro ningún acuerdo ni harán pelea por las listas. Y al respecto, deslizan que el "ruido" lo están generando "otros" y que ninguna de las otras organizaciones en liza está exigiendo una cuota de representativa.

De hecho, han advertido de que es evidente que Díaz está siendo "golpeada" cuando su afán sumar a todo el espectro progresista a la izquierda del PSOE, para potenciar sus opciones desde el punto de vista programático como electorales. Y recriminan a los agoreros, también en el plano de la izquierda, que piensan que un Ejecutivo de derechas es la forma para crecer en el futuro. Por tanto, han aconsejado mesura dentro en el plano partidista porque los liderazgos los decide la ciudadanía y la confluencia se decidirá en primarias.